Con motivo del Día Internacional de la Narrativa Oral, los días 21, 22 y 23 se representarán una decena de funciones que tendrán como epicentro las aulas del colegio ‘Luz de Yebes’.


“Boca que se equivoca, boca que besa, boca a la que no besan, boca que embelesa, boca que come sopa a la milanesa”. Así empieza “Por la boca, ¿muere el pez?”, el montaje que la salmantina Eugenia Manzanera pondrá el jueves en escena en la biblioteca de Valdeluz, una historia en la que nada es lo que parece. Es uno de los diez espectáculos del 1er Festival de Narración Oral de Yebes-Valdeluz que ha organizado la Concejalía de Cultura del ayuntamiento yebero, que servirá para conmemorar el Día Internacional de la Narrativa Oral que se conmemora el miércoles. El colegio ‘Luz de Yebes’ será el epicentro del certamen y sus aulas acogerán el grueso de las funciones. 

José Antonio Real advierte que esta iniciativa nace con “la firme convicción de hacerse un hueco en el panorama nacional de la narración por medio de la palabra”, un arte que el concejal de Cultura recuerda es tan antiguo como la propia humanidad. Se celebra desde 1991 para recordar que la facultad de contar de viva voz mientras otros escuchan está presente y viva en todas las culturas. La idea de dedicar un día a esta tradición se les ocurrió a los suecos y desde allí se ha extendido por todo el mundo gracias a internet y al boca a boca. En los últimos años, más de 25 países de los cinco continentes celebran esta efeméride y hasta existe una Red Internacional con 700 cuentistas y narradores de 42 países que se encarga de difundir este entrañable oficio. 

Bajo el lema ‘¡Cuánto cuento!’, el Ayuntamiento de Yebes quiere aportar su grano de arena a esta causa con la celebración del 1er Festival de Narración Oral. Serán tres días consecutivos en los que se representarán una decena de espectáculos que tendrán como protagonistas a dos mujeres cuentistas y una pareja. El miércoles será el turno de Estrella Ortiz, maestra, teatrera y cuentista de Guadalajara que lleva casi 30 años contando historias. Tres sesiones matinales que correrán a cargo de la Bruja Rotundifolia, su alter ego más infantil al que ella misma define como “un estado de ánimo, un estilo ingenuo y alegre de ver el mundo”, que entretendrá a bebés y niños y niñas de tres a cinco años. 

Además de ‘¿Por la boca?, muere el pez’ destinado al público adulto y que se escenificará en horario de tarde, Eugenia Manzanera pondrá en escena el jueves dos montajes para los alumnos del colegio ‘Luz de Yebes’. ‘Menú descuento’ para los primeros ciclos de Primaria e ‘Historias al viento’ para los de 1º y 2º de Secundaria. Esta actriz salmantina se considera “una cuentista de gesto y palabra, una bufona y una clown sin nariz”. Aprendió este noble oficio como se hacía antes, en las tablas. Generosa y enérgica, se mueve sobre el escenario como pez en el agua y siente al público como si fuera una prolongación de sí misma. Más que artista se siente artesana, y entrelaza y entretiene con historias que abren la puerta a sus mundos de sonrisa y fantasía. 

El viernes será el último día del festival con la actuación de Légolas Colectivo Escénico, un dúo que vio la luz en Alcalá de Henares en 1991 y que ha hecho de la pasión de contar cuentos una forma de vida. Con objetos, con libros o con la palabra desnuda. “Con los oídos del que escucha, con el corazón del que necesita sentir y, por supuesto, contamos contigo”, como les gusta decir a ellos. Las historias que representarán en el ‘Luz de Yebes’ serán ‘Regando palabras’ y ‘De boca a oreja’ para los alumnos de los últimos ciclos de Primaria y Secundaria. Ese mismo día y por la tarde, Pep Bruno mantendrá un coloquio con madres y padres en la biblioteca de Valdeluz sobre la importancia de la lectura en casa. El telón de ‘¡Cuánto cuento!’ caerá con la sesión familiar ‘A troche y moche’ a cargo del tándem alcalaíno en este mismo escenario.

“Llevábamos algún tiempo detrás de una actividad más continuada alrededor de los cuentos. Y esta celebración nos ha venido como anillo al dedo para organizar este festival con vocación de continuidad”, dice José Antonio Real. Yebes y Valdeluz han sido escenarios de diversas actividades para niños que han tenido una extraordinaria acogida. Desde marionetas con hilos y títeres de trapo, a relatos para niños al aire libre y en espacio cerrado. “Ahora damos un paso adelante en la promoción de este género artístico que nos gustaría trascendiese más allá de nuestro municipio”, matiza el edil yebero.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s