Es uno de los cinco municipios de la provincia de Guadalajara en los que primero se llevará a cabo el Procedimiento de Regulación Catastral 2013-2016 que el Gobierno central aprobó el pasado mes de diciembre.

Una caseta de campo convertida en segunda residencia, una habitación más aprovechando la terraza, la piscina o el garaje construidos en la parcela o el jardín, la reforma de una nave agrícola o cualquier alteración constructiva en un proyecto original. Son decenas de metros cuadrados de bienes inmuebles no declarados, tanto rústicos como urbanos, que al día de hoy están fuera del sistema jurídico y tributario.

Para sacar a la luz estas propiedades irregulares, la Dirección General del Catastro ha puesto en marcha un proceso extraordinario de regularización para localizar los inmuebles y bienes cuyos propietarios no tributan por ellos o lo hacen de forma parcial. Es el llamado Procedimiento de Regulación Catastral 2013-2016 que el Gobierno aprobó en diciembre y al que se han adherido más de 170 municipios en la primera fase, que finaliza el 30 de abril de 2014.

“Hemos proporcionado las licencias de primera ocupación y las autorizaciones urbanísticas que se han concedido en el municipio a la empresa encargada de realizar este trabajo de campo”

Yebes es uno de los cinco municipios de la provincia de Guadalajara en los que primero se llevará a cabo esta revisión. En el trámite de oficio, la Gerencia Territorial del Catastro de Guadalajara notificará los nuevos valores catastrales a los propietarios, junto con una tasa de ámbito estatal por edificación irregular detectada de 60 €. A partir de esa notificación, los interesados tendrán 15 días para examinar el expediente y presentar alegaciones. Una vez finalizado ese plazo, la propuesta devendrá en definitiva y el propietario abonará esa tasa. “Hemos entregado documentación actualizada de las licencias de primera ocupación y autorizaciones urbanísticas concedidas en el municipio a la empresa encargada de realizar este trabajo de campo”, explica Joaquín Ormazábal, alcalde de Yebes.

La regularización tendrá efectos a partir de la fecha en la que se realizó la construcción irregular. El Ayuntamiento podrá liquidar los importes del IBI y otros impuestos vinculados a esos bienes irregulares en este proceso, que legalizará ante el Catastro aquellos inmuebles y edificaciones no declarados que estén construidos tanto en suelo urbano como rústico. Ormazábal puntualiza que este procedimiento extraordinario servirá para “poner al día” el conjunto de estas propiedades, “evitando de este modo las incidencias que se podrían producir en un futuro, sobre todo, en caso de que se decida su venta”.

Estas construcciones irregulares se detectarán mediante el empleo de fotografías aéreas, la comparación de la planimetría municipal con la situación real, trabajos de campo y la documentación aportada por el Ayuntamiento. Por lo que respecta al municipio de Yebes, las revisiones se centrarán en el sector 10 y, de forma puntual, en algunas edificaciones del núcleo urbano de Valdeluz y el casco urbano de Yebes. Según los cálculos que se barajan, estos trabajos podrían estar concluidos en un plazo de entre seis y ocho meses.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s