En este periodo, más de un centenar de niños y niñas del municipio han pasado por sus instalaciones, que han mejorado en equipamiento y en acciones de aprendizaje, dinamización y ocio.

Cuando está a punto de cumplirse un año de la puesta en marcha de la ludoteca municipal, el Ayuntamiento de Yebes hace un balance “muy satisfactorio” de este servicio. El próximo 21 de enero expira el periodo de vigencia del contrato de gestión que se adjudicó a una emprendedora del municipio y que ha respondido “con absoluta eficacia” a las expectativas que se habían depositado en esta instalación, que se ubica en una sala anexa a la biblioteca de Valdeluz. Laura Pellitero asegura que desde su apertura, muchas madres y padres del municipio han recurrido a ese servicio, “que no es una Escuela Infantil encubierta sino que funciona como una ludoteca y pequeteca donde los niños pueden continuar con su aprendizaje de forma lúdica”.

La concejala de Desarrollo Social, Igualdad, Familia e Infancia puntualiza que la ludoteca nació en respuesta a una “demanda colectiva” de muchas parejas del municipio y señala que es uno de los servicios municipales “más y mejor valorados” por los usuarios. Desde su entrada en funcionamiento, más de un centenar de niños y niñas del municipio han pasado por sus instalaciones, que han ido mejorando de forma progresiva en equipamiento y, sobre todo, en las actividades de aprendizaje, dinamización y ocio que se han promovido.

“El Gobierno regional sigue sin dar señales de vida sobre la promesa que nos hizo de sufragar un tercio del coste de la Escuela Infantil, una promesa incumplida más hacia este municipio”

En este sentido, Pellitero lamenta que desde determinados ámbitos se interprete este servicio como una competencia desleal. La concejala yebera se refiere a la “intromisión” de CEOE-Cepyme de Guadalajara, que semanas atrás remitió un escrito al Ayuntamiento de Yebes en el que solicitaba que la ludoteca municipal procediese a adecuar el horario, objeto y competencias a la normativa prevista para un centro de estas características. En la solicitud incluso se instaba al Gobierno municipal a que suspendiese de forma cautelar este servicio hasta que disponga de todos y cada uno de los requisitos legalmente exigidos por la autoridad educativa, ‘(...) para estar en plano de igualdad con el resto de centros de la misma índole, sin llevar a cabo prácticas de dudosa legalidad en el plano de la competencia y concurrencia del mercado’, se argumenta en su escrito.

El Ayuntamiento de Yebes recuerda que el servicio de ludoteca municipal se fundamenta en las ordenanzas reguladoras de la tasa por la prestación del servicio y de funcionamiento, que el Pleno aprobó en su día. Pellitero defiende la legalidad de este servicio, “que opera en condiciones similares en numerosos municipios de Guadalajara y de nuestra región sin que se cuestione su labor”, y asegura que el Gobierno municipal no piensa tolerar la “coacción velada” que hace la patronal empresarial y que, a su juicio, supone una “inaceptable injerencia” en la gestión municipal y un “atropello” a las legítimas aspiraciones profesionales de una emprendedora del municipio.

Hasta el pasado mes de julio, la Escuela Infantil que funcionaba en el colegio ‘Luz de Yebes’ en virtud del acuerdo de colaboración suscrito con el Ayuntamiento realizaba las labores de guardería para los niños de cero a tres años. El cierre precipitado de este centro propició que la ludoteca municipal ampliase su franja de edad en horario matutino para atender la demanda existente en el municipio. “Echamos de menos un pronunciamiento por parte de CEOE-Cepyme cuando se produjo el cierre del colegio puesto que, no en vano, era gestionado en régimen de cooperativa y, por tanto, con ánimo de lucro”, defiende la edil de Desarrollo Social, Igualdad, Familia e Infancia.

Trabas a la Escuela Infantil

Por otra parte, Joaquín Ormazábal lamenta la “falta de sensibilidad y nula receptividad” del Ayuntamiento de Horche para que las madres y padres de Yebes y Valdeluz puedan recibir las ayudas que el Ayuntamiento de Yebes tiene previsto convocar para sufragar parte de los gastos que ocasiona la matriculación de sus hijos en la Escuela Infantil del municipio vecino. El alcalde yebero denuncia la “infundada oposición” del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Horche a firmar el “imprescindible convenio” entre ambos ayuntamientos para liberar esas subvenciones, “que los padres están esperando como agua de mayo”. En este sentido, afirma que ese acuerdo beneficiaría a ambos municipios, dado que supondría un “balón de oxígeno” para el Centro de Atención a la Infancia de Horche, que atraviesa por serias dificultades económicas.

“No se pueden mezclar churras con merinas ni utilizar a los niños como rehenes para lograr otros objetivos, que son muy distintos a los que nos ocupan”, precisa Ormazábal. Detrás de la negativa del Ayuntamiento de Horche a suscribir ese “acuerdo imprescindible” estaría el litigio que el Ayuntamiento de Yebes mantiene en la jurisdicción contencioso-administrativa con el municipio vecino por la tasa de alcantarillado y el vertido de aguas residuales en el sector industrial que limita con el núcleo urbano de Valdeluz. El alcalde yebero apela a la “lealtad y cooperación institucional” y hace votos para recuperar el “sentido común” en un asunto que “nos atañe a todos”.

En este sentido, Joaquín Ormazábal también lamenta el “patético silencio” del Gobierno regional del Partido Popular, que meses atrás se había comprometido con el Ayuntamiento de Yebes a sufragar parte de los gastos de la Escuela Infantil del municipio. Señala que se trata de “una nueva promesa incumplida” de la Junta de Comunidades y recuerda que desde los Servicios Periféricos de la Consejería de Educación de Guadalajara “se nos aseguró que asumirían un tercio del coste de este servicio”. El alcalde de Yebes dice que esa aportación es “pecata minuta” comparado con la “deuda histórica” que la Administración regional mantiene con este municipio y que supera los 3 millones de euros.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s