El crecimiento de la escuela, que tiene su sede en las oficinas municipales de Valdeluz y cuenta con una Agrupación Coral, ha sido exponencial en estos dos últimos años.

Inició su andadura con apenas una decena de alumnos. En su segundo año llegó hasta la treintena. Y en este curso 2013/2014 casi supera el medio centenar de matriculaciones. En el tercer curso consecutivo desde su apertura, la Escuela Municipal de Música de Yebes mantiene una “progresión constante” que acredita la labor docente del profesorado y garantiza la continuidad del servicio. En la inmensa mayoría de los casos son alumnos que se encuentra en proceso de avance en sus diferentes estudios, aunque otros muchos se inscriben para perfeccionar sus conocimientos. La Concejalía de Cultura destaca el considerable aumento en el número de primeras matrículas, que corresponden a niños de corta edad que quieren dar sus primeros pasos en el mundo de la música.

La Escuela Municipal de Música de Yebes cuenta con tres secciones diferentes: una escolar, con diferentes niveles de aprendizaje y desarrollo en música, movimientos y lenguaje instrumental, otra coral y una tercera instrumental. Desde los 3 años, los alumnos pueden elegir entre una amplia variedad de actividades en función de sus gustos y capacidades. José Antonio Real asegura que la “asignatura pendiente” siguen siendo las instalaciones, que se ubican en las oficinas municipales de Valdeluz. “No es el lugar más idóneo para impartir las clases dado que no tienen ni la sonoridad y ni la acústica adecuadas para este tipo de enseñanzas”, reconoce el concejal de Cultura. No obstante, advierte que ese problema está en “vías de solución” dado que el nuevo Edificio Multifuncional que se construirá en Valdeluz ha destinado un espacio suficiente a esta escuela.

“La progresión constante de esta actividad formativa ha permitido consolidar en dos años una infraestructura educativa y cultural y atender las necesidades académicas de los alumnos más avanzados”

Después de que la anterior Administración ordenase su cierre, Real asegura estar “muy satisfecho” con el trabajo realizado por la empresa encargada de la gestión del servicio, que ha permitido “consolidar en apenas un par de años una infraestructura educativa y cultural de primer nivel” en el municipio y “atender las necesidades de los estudiantes que están en un escalón académico más avanzado”. La Escuela de Música de Yebes está dirigida por Raquel Sánchez-Pardo y en estos momentos oferta once especialidades instrumentales, con clases de flauta, oboe, clarinete, saxofón, fagot, trompeta, piano, percusión, guitarra, violín y violonchelo. Los alumnos ya han tenido la oportunidad de exhibir sus habilidades y conocimientos en las audiciones públicas que se organizan al término de cada curso y en el Festival de Primavera que se celebró este año.

Bajo la dirección de José Masegosa, el recién creado Coro de Yebes ya ha tenido ocasión de estrenarse en público con motivo del concierto de fin de curso que tuvo lugar el pasado mes de junio y en el programa ‘Ancha es Castilla-La Mancha’ que la televisión regional dedicó a Yebes. Son una decena de voces aficionadas a la música coral que apenas tenían formación vocal y que en estos dos últimos años han logrado importantes avances. José Antonio Real diferencia entre el apartado instrumental, “con un recorrido a largo plazo donde los resultados no serán inmediatos”, y la agrupación coral, “que tiene un destacado componente de entretenimiento y no tanto académico, por lo que la evolución es apreciable de un año para otro”.

La Escuela de Música de Yebes también ofrece la posibilidad de constituir agrupaciones musicales para aquellos alumnos que estén interesados en desarrollar sus habilidades en un grupo, banda, orquesta o combo.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s