La Ley de Residuos y Suelos Contaminados les otorga la consideración de residuo doméstico y permite que se proceda a su destrucción y descontaminación en un Centro Autorizado de Tratamiento.


El Ayuntamiento de Yebes ha retirado de la vía pública los vehículos que se encontraban estacionados en el municipio y que presentaban síntomas evidentes de abandono. Llevaban más de seis meses aparcados en el mismo lugar e incluso en algún caso hasta dos años, y en ese lapso de tiempo no habían sido movidos. En aplicación de la legislación vigente, se ha procedido a su traslado a un Centro Autorizado de Tratamiento para su destrucción y descontaminación, sin que haya supuesto coste alguno para las arcas municipales. El propio centro es el encargado de emitir el correspondiente certificado de destrucción y tramitar la baja electrónica definitiva en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.

La Concejalía de Urbanismo inició el procedimiento administrativo para hacer efectivo este trámite el pasado mes de abril a instancias de los atestados de denuncia interpuestos por la Guardia Civil. “La tramitación es tan lenta como farragosa dado que es un proceso absolutamente garantista que respeta de forma escrupulosa el derecho que asiste a los titulares de los vehículos”, esgrime Vidal Gaitán. Tras levantar acta de comprobación de los hechos denunciados por parte de un operario municipal, se incoaron los expedientes para ordenar el traslado de los automóviles abandonados.

“El procedimiento administrativo que se ha incoado para llevar a cabo el trámite ha durado más de seis meses y ha sido absolutamente garantista al respetar el derecho que asiste a los propietarios”

La Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados establece la consideración de residuo doméstico a aquel vehículo que está estacionado en la vía pública por un periodo superior a un mes en el mismo lugar y presenta desperfectos que hacen imposible su desplazamiento por sus propios medios o no dispone de las placas de matriculación. El Ayuntamiento de Yebes requirió a los propietarios para que, en el plazo de un mes, fuesen retirados con la advertencia de que, en caso de no hacerlo, se procederá a su tratamiento como residuo. “Solo uno de los titulares atendió en tiempo y forma este requerimiento, aunque tuvimos problemas para localizar a la mayoría de ellos”, precisa el concejal de Infraestructuras.

Ante la imposibilidad de practicar las notificaciones mediante correo certificado a los propietarios, fue necesario publicar el preceptivo edicto en el Boletín Oficial de la Provincia. Transcurrido el plazo de información pública, el alguacil municipal corroboró que cinco vehículos aún permanecían estacionados en la vía pública, cuatro de ellos en diversas calles de Valdeluz y uno en Yebes. Al no atenderse el requerimiento realizado, hubo que emitir una resolución para declarar estos coches como residuos domésticos y disponer su entrega a un Centro de Tratamiento. El acuerdo fue remitido a los titulares para que tuvieran constancia del hecho y ante los problemas de comunicación, hubo que volver a publicar el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia.

Esta misma semana se ha hecho efectiva la retirada de estos vehículos de la vía pública y su posterior traslado a un Centro Autorizado de Tratamiento situado en la vecina localidad de Horche. “La presencia de estos turismos abandonados en las calles dañaba el paisaje urbano y suponían un riesgo para la población dado que estaban expuestos al expolio y al riesgo de contaminación de los suelos”, apunta Gaitán.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s