Más de un centenar de personas han asistido ya a las tres sesiones que se han celebrado desde su inauguración y que tienen lugar el segundo sábado de cada mes


Y a la tercera fue la vencida. Tras las dos primeras sesiones desde su inauguración, este sábado se pudo ver en la Escuela de Cohetes de Yebes, la única que existe en nuestro país de esta especialidad, los primeros artefactos de tres y hasta cuatro cuerpos. Y ha sido de la mano del Club Spain Rocketry, cuyos integrantes deleitaron a los asistentes con el lanzamiento de algunos de estos espectaculares prototipos propulsados por agua. “Aunque hubo algún que otro despegue fallido, salió a relucir el ingenio y la habilidad de estos aficionados al modelismo espacial, para los que no existen límites cuando se trata de desafiar a las leyes de la gravedad”, apunta Miguel Cócera.

En esta ocasión, el curso congregó a una treintena de personas, muchas de ellas miembros de las mismas familias. Esta experiencia pionera en España está teniendo una magnífica acogida, sobre todo, entre grupos organizados y de amigos de todas las edades, “que se enfrentan a su primera experiencia en modelismo espacial y que ofrece recursos y contenidos propios para adquirir y divulgar conocimientos básicos sobre esta modalidad”. Miguel Cócera destaca la “satisfacción general” del público, no solo por la calidad de los contenidos que se presentan en el Planetario o la sala de audiovisuales, sino porque “promueve el trabajo en equipo con la singularidad de reunir a mayores y pequeños en la tarea común de construir un modelo capaz de surcar los cielos”, dice el concejal de Desarrollo Local.

“Solo hay que ver las caras de sorpresa de los adultos y niños al comprobar que los modelos que han fabricado remontan el vuelo a 150 km/h para darse cuenta del éxito que está teniendo esta iniciativa”

Una vez construidos los prototipos, llega el instante de mayor satisfacción, de comprobar si se elevarán desde las plataformas de lanzamiento. En esta ocasión ese momento estuvo aderezado con la presencia de varios modelos de cohetes de agua de fabricación propia que exhibió el Club Spain Rocketry, algunos de ellos de varios cuerpos y provistos incluso de paracaídas. Estos artefactos, así como un pequeño cohete de combustión sólida, surcaron los cielos del Observatorio de Yebes, haciendo las delicias de los asistentes.

Cócera asegura que “el entusiasmo es más evidente entre las madres y padres que entre sus hijos, entre los mayores que entre los más pequeños”, que ponen a prueba sus habilidades en la confección de sus modelos a partir del manual común de instrucciones que se les facilita y que está disponible para los interesados en la web oficial www.astroyebes.es de la Escuela de Cohetes de Yebes. “Para darse cuenta del éxito de esta iniciativa solo hay que ver las caras de sorpresa de unos y otros al comprobar como los cohetes que han fabricado salen disparados a más de 150 km/h y remontan el vuelo”, señala el edil yebero.

El próximo mes de septiembre, el Ayuntamiento de Yebes celebrará Exporocket, una concentración de aficionados a esta espectacular afición del modelismo espacial.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s