El nuevo contrato administrativo para gestionar este servicio ha recaído en un vecino del pueblo.


Tras cuatro meses en los que ha permanecido cerrado por causas ajenas al Ayuntamiento, este domingo 1 de junio el bar del Centro Social de Yebes reanuda su actividad. El pasado 23 de abril, el Boletín Oficial de la Provincia publicaba el anuncio de convocatoria por procedimiento abierto para la adjudicación del contrato administrativo especial para la explotación de este servicio. Tras reunirse en dos ocasiones la Mesa de Contratación, el 27 de mayo se procedía a adjudicar la gestión de este establecimiento por resolución de Alcaldía a Manuel Silva, un vecino que reside en el propio pueblo y que acumula una dilatada experiencia de más de diez años en el sector de la hostelería.

En los tres últimos años, este servicio no ha logrado la continuidad necesaria para consolidar el negocio y ha acumulado hasta tres adjudicatarios distintos. Por ello, Miguel Cócera confía en que esta vez no se produzcan más “inconvenientes” que dificulten y amenacen la supervivencia de este servicio. “Este equipo de Gobierno ha demostrado con hechos que cree en la necesidad de un servicio como este para dinamizar el tejido social. Ahora les toca a los vecinos demostrar que efectivamente tienen interés en que este negocio sea sostenible y salga adelante”, propone el concejal de Desarrollo Local. El Ayuntamiento ha saldado las facturas pendientes por importe de casi 6.500 € que arrastraba este establecimiento con la compañía eléctrica para que se pudiera restablecer el suministro al local.

A la hora de adjudicar este contrato, el Ayuntamiento de Yebes ha tenido en cuenta varios criterios. Entre otros, el canon mensual ofertado y la ampliación diaria de horario de lunes a viernes, así como sábados y festivos, además de las mejoras ofrecidas en la calidad de prestación del servicio y las tarifas de precios de venta de productos. El nuevo adjudicatario obtuvo la puntuación más alta de las cuatro ofertas que inicialmente se presentaron al concurso de acuerdo con el pliego de cláusulas administrativas particulares. Entre las mejoras que incluía en su propuesta destaca la incorporación de mobiliario, menú de raciones, servicio de terraza, variedad de aperitivos y un horario de apertura más amplio. “Le deseo toda la suerte del mundo porque de su éxito dependerá el bienestar de los vecinos y clientes”, apostilla el concejal.

Esta semana, el Ayuntamiento ha contratado los servicios de una empresa especializada para efectuar la limpieza general del local y la desinfección de los cuartos de baño. Además, los operarios de la brigada municipal de mantenimiento y obras han procedido al pintado de paredes y a resolver los problemas de fontanería y grifería.

El pasado 31 de enero, el anterior adjudicatario decidió resolver el contrato vigente por voluntad propia. El plazo de ejecución y entrega del nuevo contrato se fija en dos años, prorrogable hasta un máximo de cuatro.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s