Los fondos necesarios para financiar este proyecto proceden única y exclusivamente de la venta del patrimonio municipal de suelo del Sector 1 del POM, por lo que no existe malversación de fondos


Once empresas aspiran a hacerse con el contrato para la adjudicación de la segunda fase del Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’, que incluye la construcción de un campo de fútbol de césped artificial y una pista de atletismo de material sintético con una cuerda de 400 metros y seis calles. Ayer se procedió a la apertura de las plicas para evaluar las ofertas con el objetivo de que se proceda a la adjudicación del contrato antes de finales de mes. El plazo de ejecución de este proyecto es de cinco meses, aunque el Ayuntamiento de Yebes confía en que esté terminado antes del 31 de diciembre.

Este trámite confirma que el procedimiento se ajusta a la legalidad vigente y no incurre en malversación de fondos, tal y como ha insinuado el Partido Popular. Los fondos necesarios para financiar este proyecto proceden “única y exclusivamente” de la venta del patrimonio municipal de suelo del Sector 1 del POM de Yebes. “Vamos a construir una infraestructura en Valdeluz con dinero de Valdeluz para completar el proyecto y continuar invirtiendo en los ciudadanos”, explica Joaquín Ormazábal. El alcalde asegura que es “rotundamente falso” que se vaya a destinar a este proyecto el dinero que los promotores del casco urbano de Yebes reservaron para la construcción de la depuradora.

 “Vamos a construir una infraestructura municipal en Valdeluz con el dinero de Valdeluz para seguir invirtiendo en los ciudadanos a pesar de las mentiras, falsedades y ruindades del Partido Popular”

Ormazábal lamenta que el portavoz del Partido Popular se haya convertido en un “títere” en manos de la Secretaría-Intervención y denuncia la “connivencia” de Manuel Vioque con este funcionario, en cuyo informe “omite deliberadamente” la procedencia legítima de esos fondos. El alcalde asegura que el portavoz del PP “hace meses” que “pasa olímpicamente” de la gestión municipal y su labor se reduce a hacer “seguidismo” de la “única oposición” que se practica en el Ayuntamiento y que se orquesta desde un despacho. “Vioque ha dejado de representar a los votantes del Partido Popular para convertirse en vocero de un funcionario desleal”, denuncia el primer edil.

Contrato legal

El Ayuntamiento de Yebes niega “taxativamente” que se haya contratado a la mujer de un empleado adscrito a la Alcaldía. Dicha vinculación laboral se formalizó “por imperativo legal” a instancias de la Inspección Provincial de Trabajo, que constató la existencia de una irregularidad en la relación contractual entre ambas partes. Por ello, se regularizó esta situación mediante un contrato temporal cuyo salario ascendió a 160 euros/mensuales por la impartición de cuatro sesiones de manualidades para los niños y niñas del municipio, dado que los gastos sociales corrían por cuenta de la contratada.

Ormazábal defiende que esta profesional reunía los requisitos necesarios para impartir esta actividad y acreditaba la cualificación y experiencia necesarias para su realización. En un primer momento ofreció sus servicios de forma gratuita, aunque a requerimiento de la Concejalía de Cultura y ante el interés que el taller suscitó entre las madres y padres de los participantes, se decidió el abono de una cantidad simbólica. Tras las “acusaciones infundadas” realizadas por el portavoz del PP, esta trabajadora ha comunicado su decisión de no seguir prestando este servicio si no existe interés por parte de los alumnos.

El alcalde de Yebes lamenta la “ruindad y doble moral” con la que el Partido Popular actúa “para tapar sus propias vergüenzas”. En este sentido, Joaquín Ormazábal considera que Manuel Vioque no está legitimado para “dar lecciones a nadie”, puesto que “antes debería explicar a la ciudadanía cuáles son sus méritos y capacidades para ocupar un puesto de responsabilidad en una entidad financiera para el que no tiene ni la cualificación ni la experiencia profesional necesarias”. Desde finales del pasado año, el portavoz del PP dirige la sucursal que Caja Rural Castilla-La Mancha ha abierto en Azuqueca de Henares, por lo que “parece obvio que ha existido enchufismo”.

El Ayuntamiento de Yebes no dispone de Relación de Puestos de Trabajo (RPT), “por lo que es imposible que se haya vulnerado este documento”, como denunció el PP. Muy al contrario, el Gobierno municipal se vio obligado a enmendar una situación irregular que había sido validada por la Secretaría-Intervención a propuesta de la Inspección de Trabajo. “Nos hemos limitado a cumplir con los requisitos que se nos exigían para que esta trabajadora pudiese realizar la actividad al amparo de la ley”, sentencia el alcalde.

Ormazábal también niega que no se le facilite la documentación que demanda el portavoz de la oposición a través del Registro. Esta circunstancia obedece a la negativa de la Secretaría-Intervención a efectuar los trámites oportunos para que se le haga entrega de esa información, hecho que ha sido puesto en conocimiento de los responsables del Partido Popular de Guadalajara. “Vioque no puede encender el ventilador cada vez que le venga en gana para salpicar a los demás y estar instalado en la descalificación permanente y los ataques personales”.

Por último, el alcalde de Yebes ha acusado al Subdelegado del Gobierno de Guadalajara de “manía persecutoria” hacia este municipio, al que requirió para que anulase el concurso-oposición para cubrir una plaza de auxiliar administrativo por una supuesta ilegalidad, “cuando otras Subdelegaciones del Gobierno han admitido otras convocatorias similares de multitud de ayuntamientos de este país”. Ormazábal se pregunta si este modo de proceder tiene que ver con la “relación amistosa” de este con el titular de la Secretaría-Intervención. El último escrito que ha llegado a este Ayuntamiento guarda relación con la nota de reparo que este funcionario emitió sobre la segunda fase del CDM Valdeluz.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s