Este nuevo parque urbano recreará el cuadro ‘El árbol de la vida’ del pintor Gustav Klimt y las obras, que se iniciarán este mes de octubre, estarán listas antes de final de año


Un ejemplar de encina de gran porte, una de las especies arbóreas más características del municipio, será el elemento principal del proyecto de urbanización de la Plaza de la Encina. Las obras de adecuación de este espacio, uno de los más frecuentados de Valdeluz y punto neurálgico del núcleo urbano, se iniciarán este mismo mes y estarán listas antes de final de año. El Ayuntamiento de Yebes ha adjudicado el proyecto por un importe de 45.580,31 € a una empresa de Guadalajara, que dispone de un par de meses para su ejecución. De esta forma, el actual Gobierno municipal resuelve los problemas que existían para urbanizar uno de los puntos neurálgicos de Valdeluz.

El proyecto que la empresa promotora de Valdeluz planteó en su día para la Plaza de la Encina se limitaba a un espacio pavimentado con una serie de parterres para la ubicación de vegetación de porte menor. Con el paso de los años han aparecido problemas de drenaje y escorrentía en los parterres, por lo que resultaba inviable el mantenimiento de la vegetación. Para asegurar la supervivencia de las especies plantadas, la Concejalía de Infraestructuras tuvo que realizar una actuación momentánea para cubrir los parterres con canto decorativo que incluía la instalación de jardineras exentas del terreno.

“El resultado final permitirá el uso y disfrute de un espacio que hoy tiene un escaso atractivo para los vecinos y que facilitara su uso estancial y como lugar de encuentro y ambientación”

El resultado actual es “una plaza con escaso atractivo de cara a su uso estancial, carente de sombras y que difícilmente cumple su función”, sobre todo, en época estival. El alcalde de Yebes se muestra “muy satisfecho” del proyecto diseñado, que está basado en el cuadro ‘El árbol de la vida’ del pintor austriaco Gustav Klimt. Del tronco partirán cuatro bifurcaciones en elevación cuya rama principal alojará una robusta encina, que será el elemento más sobresaliente. En otras dos se sembrarán dos especies arbóreas que aún están por definir y que darán colorido primaveral y otoñal a este espacio. En la cuarta se instalará una fuente de agua que aportará diseño a la plaza, provocará una ruptura de silencio y contribuirá al carácter estancial de este entorno urbanístico.

Partiendo de la situación actual de la plaza, el proyecto plantea una nueva pavimentación con diseño orgánico y la inclusión de nuevos elementos urbanos y decorativos que cumplan con las funciones que se pretenden. Por un lado, dotar de volumen a un espacio plano y anodino como el actual, y por otro equiparlo de ejemplares arbóreos de sombra con porte suficiente que dispondrán de zonas circulares de asiento bajo ellos. Joaquín Ormazábal asegura que el resultado final permitirá “el uso y disfrute de un rincón que tendrá el atractivo ornamental necesario para convertirse en un lugar de encuentro y animación”.

En la parte superior se reproducirán un grupo de estrellas y una media luna en homenaje al vínculo que mantiene Yebes con la astronomía. La Concejalía de Infraestructuras quiere aprovechar la ejecución de las obras para acometer dos obras de calado: por un lado, la reparación de los sistemas de riego de la propia plaza, que se encuentran completamente obstruidos, y por otro la mejora del drenaje de la plaza, que es uno de los principales problemas que tiene el subsuelo y que impedía la realización de actuaciones vegetales.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s