Organizada por la Concejalía de Medio Ambiente con la colaboración de la Asociación ‘Micorriza’, la jornada sirvió para eliminar los brotes del último año de esta especie invasora en esta nueva zona de esparcimiento y ocio


 

Invade el interior de los bosques, cunetas y caminos por la simple acción del viento dado que un ejemplar adulto puede producir hasta 350.000 semillas al año. Altera el normal funcionamiento del ecosistema forestal al aumentar el PH del suelo y es una especie invasora de zonas riparias, donde compite por el espacio y la luz. Produce toxinas en hojas y corteza, que al acumularse en el suelo inhiben el crecimiento de otras especies. Su sistema radicular y rebrotes persisten durante mucho tiempo si no se arrancan y puede alterar la disponibilidad de alimento para los herbívoros. Por su rápido crecimiento y su potencial alelopático, desplazan a la vegetación autóctona o dificulta su regeneración. Son algunos de los efectos nocivos que ocasiona el ailanto en los terrenos que coloniza y que se enumeran en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Este domingo, un grupo de voluntarios eliminó más de un centenar de ejemplares de esta especie en el Área Recreativa de Alcohete para darle una segunda utilidad a sus tallos.

La convocatoria consistió en la realización de un taller de trenzado con los tallos y troncos seleccionados de los ejemplares cortados de ailanto que poblaban este espacio natural. Una actividad organizada por la Concejalía de Medio Ambiente con la colaboración de la Asociación Nacional ‘Micorriza’ consistente en la construcción de una empalizada vegetal con ayuda de postes de madera para proteger una encina centenaria de más de 250 años de antigüedad que se levanta en esta área recreativa de reciente creación. ‘Se trababa de dar un segundo uso a una planta invasora con cuyos tallos hemos tupido una cerca viva que evitará el pisoteo y apelmazamiento excesivo de la tierra que rodea el tronco’, explica Vidal Gaitán, edil de Medio Ambiente. El longevo ejemplar de Quercus Ilex que se eligió para esta actividad figura en la guía de Árboles de Interés Local de Yebes y Valdeluz Con 2,5 hectáreas de superficie, el Área Recreativa de Alcohete se ha convertido en la tercera zona verde de mayor superficie del municipio.

La técnica del trenzado vegetal es utilizada desde tiempos inmemoriales para la construcción de vallados y cercados naturales y se aplica como una solución tradicional para la conservación de la biodiversidad. En este sentido, las ramas y tallos del árbol del ailanto son idóneas para este tipo de usos por su flexibilidad, adaptabilidad y resistencia. La jornada dominical se iniciaba con la tala de las plantas que han brotado en el último año, sobre todo, en el talud de la carretera que conduce al Sanatorio de Alcohete y que colinda con esta zona recreativa, a la que siguió la selección de las mejores ramas y varas. “En total cortamos más de un centenar de ejemplares de esta especie dominante, que en este año y medio de pandemia se ha reproducido de forma abrumadora”, indica Gaitán. Con los tallos amontonados se comenzó a trenzar la cerca sobre los postes ya colocados para ir conformando poco a poco esta original barrera protectora. A partir de ahora, se realizará un seguimiento de esta actuación para confirmar que ninguno de los tallos utilizados arraiga de nuevo y observar el tiempo de descomposición natural del cercado.

Esta jornada de voluntariado sirvió no solo para eliminar los brotes que han germinado en el último año en este espacio natural y evitar así su asentamiento, sino también para concienciar a los participantes en la necesidad de conservar la biodiversidad y favorecer la protección de la vegetación más vulnerable. “Que por su longevidad hemos querido personificar en las dos formidables encinas centenarias de un porte de 15 metros de altura que se localizan en esta zona”, precisa Vidal Gaitán. Que quiere agradecer la “inestimable colaboración” de los vecinos participantes en esta actividad dominical, “que deciden dar un paso adelante en beneficio de la comunidad y arriman el hombro un domingo, actitud que contrasta con la inoperancia de otros”. En apenas ocho meses, el Área Recreativa de Alcohete se ha consolidado como una “aceptable alternativa” a la zona de ocio y esparcimiento que se localiza a la entrada del bosque de Valdenazar.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

En este periodo se han recuperado 6.055 kilos de residuo textil, lo que supone un aumento del 33,3% respecto al mismo momento de 2020, equivalente a un ahorro de 19 toneladas en emisiones de CO2 a la atmósfera

Humana ha recuperado 6.055 kilogramos de textil en los contenedores de ropa y calzado usados que gestiona en Yebes y Valdeluz durante el primer semestre del año para darles una segunda vida a través de la reutilización o el reciclado. Este dato de recogida selectiva de residuo textil representa un aumento del 33,3% con respecto a los primeros seis meses del pasado año, en los que se recogieron 4.543 kg. “En lo que llevamos de año, los vecinos se han empleado a fondo en la revisión de sus armarios y roperos y han superado todos los registros anotados en este periodo desde que se puso en marcha este programa de reciclaje”, valora Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Las más de seis toneladas recuperadas por Humana Fundación Pueblo para Pueblo equivalen a 27.200 prendas cuya gestión, que permitirá alargar su vida útil, implica un doble beneficio: por un lado, ambiental porque reduce la generación de residuos y evita que acaben en un vertedero. Además, la recuperación del residuo textil en lo que llevamos de año en Yebes representa un ahorro de 19 toneladas de CO2 que no se emiten a la atmósfera.

La segunda ventaja es de índole social y consiste en la creación de empleo verde ya que Humana genera un puesto de trabajo indefinido por cada 30.000 kilos de textil recogido. Por si fuera poco, los recursos obtenidos se destinan a proyectos sociales. Y es que, tras más de tres décadas de actividad, tres millones de personas se han visto involucradas en los programas de desarrollo en los países del hemisferio sur de la mano de contrapartes o socios locales. “El programa de recuperación del residuo textil que impulsa Humana nos ofrece plenas garantías y los ciudadanos de Yebes y Valdeluz pueden estar seguros de que sus prendas se destinan a fines solidarios”, puntualiza Gaitán. Y es que las prendas que se depositan en los contenedores verdes de esta organización no gubernamental son un activo que, gestionado de forma correcta, se convierte en un motor de empleo y generación de fondos para la cooperación al desarrollo en los países del Tercer Mundo, y de apoyo local y agricultura urbana y social en nuestro país.

El Ayuntamiento de Yebes recuerda que el convenio de colaboración que mantiene con Humana “no le cuesta ni un euro al bolsillo de los ciudadanos” y, por el contrario, supone un “ahorro considerable” en el tratamiento y procesado de este material de desecho que, en condiciones normales, correría a cargo de la Tesorería municipal. Dicho acuerdo se remonta al otoño de 2011 y, desde entonces, los vecinos de este municipio han reciclado cerca de 66.900 kilos de material textil, más de 11.700 kilogramos en 2020 o, lo que es lo mismo, una media de casi dos kilos y medio por habitante, lo que supuso un incremento del 17,1% con respecto al año anterior. “Nuestros vecinos han entendido su papel y responsabilidad como actores indispensables de la cadena de reciclaje y han incorporado este hábito a sus rutinas diarias”, dice Gaitán. Un gesto que tiene una vertiente educativa y de concienciación, pues además de contribuir a la sostenibilidad ambiental, “ayuda a formar ciudadanos cívicos y comprometidos”.

En estos últimos años, la Concejalía de Medio Ambiente ha multiplicado los esfuerzos para mejorar la sostenibilidad de un municipio que hace posible el acceso de la ciudadanía a la separación de residuos. “En Yebes y Valdeluz el cumplimiento de la regla de las tres erres de reducir, reutilizar y reciclar no es un brindis al sol sino un contrato social y ecológico”, afirma el responsable de esta área. Desde las dieciocho islas ecológicas que hay repartidas por el municipio, los vecinos facilitan la recuperación de la mayoría de los residuos sólidos urbanos que generan en sus hogares. Desde papel y cartón, vidrio, aceite doméstico y envases hasta bombillas y fluorescentes, ropa y calzado, pilas y tapones. Pero la de Humana no es la única opción para reciclar la ropa y calzado usados ya que la Asociación de Voluntarios de Yebes-Valdeluz gestiona el ropero social de Valdeluz. Ubicado en la parte trasera del Centro Cultural de este núcleo urbano, es el único dispositivo de estas características que hay en la provincia de Guadalajara.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Al concurso, que tendrá una vigencia de cinco años y un precio de 100.029 €/anuales, se presentaron cinco empresas y la adjudicación recayó finalmente en la que había presentado la oferta económica más ventajosa


 

La vigilancia y control de los diversos equipos y la atención a la calidad del agua que se distribuye a través de la red de abastecimiento, así como de los sistemas de depuración. Y las actividades de mantenimiento de las instalaciones, que comprenden los distintos elementos que configuran todas las infraestructuras, así como las inspecciones y revisiones periódicas que se requieren para su correcto funcionamiento.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Mediante el método de pulverización a presión con ayuda de un cañón direccional, se han realizado hasta tres fumigaciones en junio, julio y agosto, centradas en arboledas, zonas verdes, jardines y vegetación arbustiva


 

Con la tercera y última fumigación, que se realizó en la madrugada del pasado jueves, el Ayuntamiento de Yebes ha dado por concluido el tratamiento de desinsectación correspondiente a esta campaña estival 2021. Cuyo objetivo es disminuir los efectos de las plagas de moscas, mosquitos y demás insectos propios de esta época del año sobre la población.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

La Concejalía de Medio Ambiente también lleva a cabo un tratamiento preventivo para el control de la población de palomas mediante el procedimiento de captura con jaulas-trampa durante los próximos cuatro meses


 

Arboledas, setos, vegetación arbustiva de solares, y zonas verdes y ajardinadas han sido las áreas en las que se ha intensificado el tratamiento de desinsectación exterior que en la madrugada de este martes se ha llevado a cabo en los cascos urbanos de Yebes y Valdeluz. A partir de las 3:30 horas de la madrugada y hasta primeras horas de la mañana para no interferir en la actividad rutinaria de nuestro municipio. “Con el objetivo de mitigar los efectos de las plagas de moscas, mosquitos y demás insectos propios de esta época del año sobre la población”, reitera Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Mediante el sistema de pulverización a presión con cañón, la empresa especializada encargada de realizar estas labores garantiza que el método y técnica empleados en esta fumigación cumplen las normativas vigentes en materia de salud y seguridad. No obstante, desde el Ayuntamiento de Yebes se recomendó a los vecinos que evitase el tránsito por las zonas tratadas, así como los paseos con mascotas.

“Hay que agradecer la colaboración ciudadana, que siguió al pie de la letra las indicaciones de evitar las salidas a la vía pública para no obstaculizar estos trabajos”, reconoce Gaitán. Por segundo año consecutivo, la concejalía de Medio Ambiente ha planificado este tratamiento para evitar la proliferación de moscas y otros insectos molestos durante el verano. Se ha esperado hasta este momento para que las condiciones meteorológicas y de temperatura fueran las idóneas para que el tratamiento surtiese efecto. Los episodios de tormentas de estas últimas semanas y las bajadas de temperaturas a las que han ido asociadas limitaron la reproducción, desarrollo y actividad insectívora en esos días, “por lo que ha habido que esperar a recuperar los ambientes secos y temperaturas elevadas”, argumenta Gaitán. Que recuerda que Yebes por los cuatro puntos cardinales y el núcleo de Valdeluz al norte limitan con terrenos de labor “cuyas faenas agrícolas no contribuyen precisamente a evitar la propagación de insectos”.

Obstruyen los sistemas de evacuación de aguas pluviales, sus excrementos ocasionan daños en edificios y mobiliario urbano por su capacidad corrosiva y constituyen vectores de transmisión de enfermedades a personas y animales domésticos o contaminar depósitos de agua, además de las molestias resultantes de la suciedad que generan las deposiciones y plumas en los puntos de cría, reposo y alimentación. Son los principales inconvenientes de la sobrepoblación de la paloma doméstica, para cuyo control se lleva a cabo una campaña de mantenimiento preventivo de esta población en el núcleo de Valdeluz. “De un tiempo a esta parte habíamos detectado que esta especie se ha multiplicado en varios enclaves de esta zona urbana y, tras dimensionar el problema y localizar e identificar las zonas con mayor problemática, hemos arbitrado las soluciones oportunas”, explica el edil de Medio Ambiente. Una vez efectuado el diagnóstico y tras avistar las bandadas y áreas de anidamiento, se ha diseñado un plan específico.

Que consiste en un programa de capturas en las zonas más criticas mediante la colocación de jaulas trampa en puntos estratégicos, que se han elegido atendiendo a criterios técnicos. “Estos armazones disponen de un mecanismo que permite la entrada de las palomas en su interior y evita que puedan salir”, precisa Gaitán. Para atraer a los individuos se colocan una serie de cebaderos con agua y comida, consistente en una mezcla de semillas, o mediante la colocación de alguna hembra a modo de reclamo. Las jaulas se revisan con una periodicidad semanal a lo largo del periodo de captura, que se ha estimado en cuatro meses. Las palomas capturadas se introducen en cajas de transporte y se trasladan a las dependencias de esta empresa especializada, que las cede a un centro de recuperación de fauna salvaje, a centros de cetrería o, en su defecto, son sacrificadas en una cámara de anoxia mediante dióxido de carbon de acuerdo con la normativa vigente.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

A la llamada del Ayuntamiento de Yebes respondieron este sábado media docena de voluntarios

Bidones de productos inflamables, latas de aceite y cerveza, cascotes de hormigón, planchas de madera, botellas de plástico, un mueble aparador y hasta un lavabo de porcelana completo. Son algunos de los residuos que se recogieron este sábado en la jornada de voluntariado ‘1m2 contra la basuraleza’ en el marco del proyecto Libera que promueven la organización ecologista SEO/BirdLife y la entidad sin ánimo de lucro Ecoembes en multitud de escenarios naturales de nuestro país. Media docena de voluntarios acudieron a la llamada realizada por el Ayuntamiento de Yebes que, por tercer año consecutivo, participaba en esta iniciativa de educación y concienciación ambiental. Que en apenas tres horas retiraron más de 500 kilogramos de escombros, basuras y desechos en las cercanías del bosque de Valdenazar, que sigue cerrado al público por parada biológica, y en el entorno natural de Alcohete. “Esta movilización pone de manifiesto que juntos podemos ser parte de la solución a este gran problema ambiental”, valora Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente.

‘1m2 contra la basuraleza’, que en esta quinta edición cambió de nombre para responder a la necesidad de visibilizar aún más el problema, es una cita colaborativa que llama la atención sobre este inconveniente y libera los espacios naturales de residuos. Los participantes en esta jornada convocada por el Ayuntamiento de Yebes se concentraron en la encina centenaria situada en el acceso al campo de golf de Valdeluz, desde donde se desperdigaron en dirección a Valdenazar. Ya en la entrada a este paraje se encaminaron hacia los senderos que se bifurcan en dirección al Sanatorio de Alcohete, Un extenso manto vegetal salpicado de matorral y carrascas, donde los voluntarios se emplearon a fondo en la recogida. A lo largo del recorrido se fueron apilando las bolsas con la basuraleza acumulada, que después fue recogida por el vehículo de la brigada municipal de mantenimiento. Que se encargó de depositar los desechos en los contenedores indicados y en el punto limpio de Yebes.

El abandono de residuos en la naturaleza representa una seria amenaza para la calidad de vida de los espacios naturales y repercute de manera directa e indirecta en las especies y hábitats. No en vano, la contaminación derivada de la basura representa una “dificultad añadida” para la calidad de vida de las personas. “No solo porque produce un impacto visual en el paisaje, sino que esa contaminación puede llegar al ser humano por diversos canales como el agua, el aire o los alimentos”, aprecia Gaitán. Desde su puesta en marcha, el proyecto LIBERA ha movilizado a más de 72.000 voluntarios en toda España y colaborado con más de 1.100 organizaciones y colectivos. Que han recogido y caracterizado cerca de 300.000 objetos de más de 2.700 puntos. Y se han podido limpiar más de medio millar de puntos de gran valor natural de nuestro país, en los que se han recogido más de un centenar de toneladas de escombros y residuos. “Es una oportunidad de demostrar que, a través de la participación ciudadana, nos importa el entorno en el que vivimos”, apunta el edil de Medio Ambiente.

El pasado año, Yebes se sumó al proyecto ‘Mi pueblo sin basuraleza’ que promueve la conservación de los espacios naturales. En cuya carta de adhesión se asumió el compromiso de sensibilizar a vecinos y visitantes frente al abandono de ‘basuraleza’, actuando como parte activa en la transmisión de los mensajes de las campañas de sensibilización que se realicen. Así como a colaborar para facilitar a las organizaciones y asociaciones locales el apoyo institucional que precisen para posibilitar el desarrollo de actividades que promuevan la conservación de los entornos y la sensibilización de los ciudadanos frente a este problema. “Cada persona y cada acción cuentan, pero este esfuerzo de sensibilización para acabar de una vez por todas con la basura que se abandona en nuestros entornos más próximos debe ir acompañado de gestos”, reivindica Vidal Gaitán.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s