NP 05 08 2016

El Pleno aprobó ayer la puesta en marcha del proceso para rescatar la concesión con el objetivo de recuperar esta infraestructura educativa y cedérsela a la Junta de Comunidades para que la convierta en un colegio público


Para que el Gobierno de Castilla-La Mancha pueda poner en marcha el próximo 1 de septiembre de 2017 el colegio público de Valdeluz en las instalaciones del ‘Luz de Yebes’, que cerró sus puertas en el verano de 2013, es condición imprescindible que el Ayuntamiento de Yebes recupere cuanto antes esta infraestructura. Con este objetivo en el punto de mira, el Pleno aprobó ayer el inicio del expediente para la resolución del contrato de la concesión administrativa que en su día se dio a Milenia Sociedad Cooperativa de la Enseñanza, que hoy está incursa en un concurso de acreedores. Según explicó el alcalde de Yebes, en estos momentos hay “una causa sobrevenida por imperativo legal” por la que se puede proceder a la extinción de dicha concesión. “Tenemos la ley de nuestro lado y esa causa no es otra que el anuncio público realizado por la Junta de Comunidades de que abrirá un colegio público el próximo curso escolar 2017-2018 en estas instalaciones”, precisó Miguel Cócera.

El alcalde de Yebes recordó que este procedimiento se instruye avalado por el “compromiso firme” del Gobierno de Castilla-La Mancha de abrir un colegio público en Valdeluz el próximo curso escolar. Aludió a la “oportunidad” de emprender hoy esta iniciativa, cuyo objetivo último es “poder ocupar en unos pocos meses” las instalaciones del ‘Luz de Yebes’. El segundo paso de esta tramitación acaecerá a finales de septiembre, cuando el Pleno tendrá que debatir y aprobar la tasación económica realizada por los técnicos municipales y que valorará el precio del rescate del centro, al que tendrá que hacer frente el Ayuntamiento. Cócera aseguró que lo que pretende el Gobierno municipal con la apertura de este expediente es “hacer los deberes”. En este sentido, señaló que con la oferta económica que meses atrás se realizó al juzgado “hemos sido proactivos” en un concurso de acreedores “al que no se personó nadie a excepción de nosotros” y que hoy está “muerto, fallido y paralizado”.

Hace tres años y a instancias de la oposición, el Pleno debatió la posibilidad de resolver el contrato con la sociedad adjudicataria de la concesión administrativa del colegio ‘Luz de Yebes’, propuesta que fue desestimada. El edil precisó que aquella situación no se asemeja en nada a la actual e insistió en que la diferencia entre una sesión plenaria y otra es la coyuntura que se da hoy. En 2013 era Mª Dolores de Cospedal quien estaba al frente de un Gobierno regional que hizo “caso omiso” a las sucesivas cartas que se le remitieron desde el Ayuntamiento de Yebes para resolver el problema de la escolarización. “Jamás nos hicieron caso, siempre nos dieron la callada por respuesta y solo al final de la legislatura aparentaron que esto les importaba con el fin de lavar su cara”, evocó Cócera. Esta situación de bloqueo ha dado un giro radical con el cambio de postura del Ejecutivo de Emiliano García-Page, “que se ha interesado por el problema, ha venido al municipio y ha manifestado públicamente su interés y disposición para que aquí haya educación pública”, explicó el alcalde de Yebes.

El acuerdo contó con la abstención del Partido Popular, que no entendió la importancia que ahora tiene un asunto que, a propuesta de los populares, ya se debatió en aquel Pleno extraordinario del 27 de noviembre de 2013. “Ustedes no tuvieron en cuenta esta resolución que hoy traen de nuevo aquí. ¿En qué ha cambiado la situación? ¿Tienen alguna información que nosotros desconocemos?”, se preguntó el portavoz del PP. Ángel Álamo recuperó los argumentos del debate de aquella sesión para abundar en que “hemos perdido tres años”, por lo que anunció que su grupo se abstendría en este asunto. Fue Vidal Gaitán el encargado de ofrecerle las explicaciones oportunas, al asegurar que lo que ha cambiado es “la evolución del proceso judicial y el nuevo tiempo procesal”, al encontrarse en un estadio diferente que implica que el Ayuntamiento de Yebes puede ahora adoptar esta resolución. “Básicamente, por el cambio sustancial de posicionamiento de la Junta de Comunidades, que nos garantiza que la Consejería de Educación convertirá las instalaciones del ‘Luz de Yebes’ en el colegio público de Valdeluz”, esgrimió el portavoz de UPYD y concejal de Urbanismo.

El Ayuntamiento de Yebes es consciente de que este proceso se prolongará durante varios años y que será costoso para las arcas municipales. Entre otras cosas, porque tendrá que ejercer la defensa de los intereses de los vecinos ante los litigios y contenciosos que con toda probabilidad se sucederán por parte de las partes interesadas. Entre ellas, el acreedor hipotecario de la cooperativa Milenia cuyos bienes están en fase de liquidación. “De ahí que nuestro interés inmediato sea ocupar en muy poco tiempo las instalaciones del colegio ‘Luz de Yebes’ para poder cedérselas a la Junta de Comunidades”, reseñó Miguel Cócera. El alcalde de Yebes puso de manifiesto el interés del Partido Popular en resolver este asunto, “que como pueden ver ustedes no debe ser mucho a la vista de la bancada del PP”. De los cuatro concejales que tiene este grupo, solo uno acudió a la sesión plenaria para defender su punto de vista. “Estamos ante uno de los acuerdos más importantes de este mandato por el impacto económico que va a tener en este y siguientes mandatos y el PP lo demuestra con esta incomparecencia”, afirmó Cócera, lo que provocó las protestas airadas de Ángel Álamo, portavoz popular, que fue expulsado de la sesión por interrumpir el alegato final del alcalde, sin estar en uso de la palabra y tras tres avisos.

El acuerdo por el que se inicia del expediente para la resolución de la concesión administrativa que en su día adjudicó el Ayuntamiento de Yebes a la sociedad cooperativa Milenia contó con el voto a favor de cinco concejales del equipo de Gobierno y de Juan Carlos Gil, edil de Ciudadanos, y la abstención de Ángel Álamo, concejal del PP, y Juan Antonio Perojo, edil de UPYD y miembro del Gobierno municipal, que tuvo que ausentarse del debate al incurrir en causa de abstención al estar afectado por el artículo 28 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s