Un atragantamiento, una picadura de abeja, una abrasión, una fractura de hueso, una obstrucción en el pabellón auditivo, una mordedura o una maniobra de reanimación en caso de shock. Son algunos de los supuestos que han salido a relucir en la primera sesión sobre qué hacer ante las situaciones de emergencia que se pueden producir en un centro educativo y que esta mañana ha impartido la Agrupación de Protección Civil de Yebes a la mitad de los docentes del claustro de profesores del colegio público 'Jocelyn Bell' de Valdeluz.


En el transcurso de la charla, que ha corrido a cargo de Arturo García Cañero, jefe de la agrupación de nuestro cuerpo de voluntarios, se han planteado diferentes escenarios y circunstancias teóricas que podrían sufrir los alumnos de forma habitual, ocasional o esporádica. 'Más allá de las acciones de prevención y cuidado a las que se enfrentan los profesores de forma cotidiana, hay un sinfín de situaciones imprevistas que pueden suceder en el aula o en el patio de juegos', opina Blanca Arrasate, concejal de Educación. Esos accidentes involuntarios pueden poner en riesgo la salud, seguridad e integridad de escolares y docentes.


En estos casos, la emoción, el nerviosismo y el desconocimiento dificultan la toma de decisiones. 'Por ello, es recomendable prever y anticipar una serie de pautas y protocolos para gestionar de forma correcta las reacciones y soluciones', opina Vidal Gaitán, concejal de Protección Civil. Esta iniciativa ha corrido a cargo de la concejalía de Educación en colaboración con la Dirección del CEIP 'Jocelyn Bell' y de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Yebes. Mañana jueves será el turno de la otra mitad del claustro de profesores.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s