Cinco años antes de que estallase el escándalo de la trama ‘Púnica’, la AMPA envió cartas a Rajoy y Cospedal con los mismos indicios que el Ayuntamiento ha puesto en conocimiento del juez instructor de este sumario en abril


‘Señor Rajoy, un ayuntamiento de su partido asumió una competencia que no le corresponde y no dudó en manipular la causa objeto del concurso para licitar un colegio de 1.600 plazas. Una inversión cercana a los 26 millones de euros ha sido realizada sin ningún tipo de garantía jurídica y 50 cooperativistas que a la vez son profesores y sus familias avalan personalmente el proyecto con sus bienes presentes y futuros’. Es un extracto de la carta que los padres del colegio ‘Luz de Yebes’ enviaron en 2009 a Mariano Rajoy y Mª Dolores de Cospedal, entre otros dirigentes del Partido Popular, cinco años antes de que saltase a la opinión pública el escándalo de la red corrupta conocida como trama ‘Púnica’. Los progenitores de los alumnos ya advertían por aquel entonces a los mandatarios del PP que el Ayuntamiento de Yebes había sido capaz de ‘manipular un concurso público o incluso de prevaricar’. Aquellas cartas llegaron a manos de Antonio Román, por aquel entonces presidente del PP de Guadalajara, y a dos diputados de nuestra provincia, pero nunca fueron contestadas.

La semana pasada, el portal www.infolibre.es desvelaba el contenido de estas cartas, en las que los padres albergaban serias sospechas sobre la adjudicación del suelo municipal en Valdeluz para que se construyese y explotase un colegio. Decían los padres en esas misivas que ‘podemos estar hablando de corrupción si realmente el concurso se hizo a medida, tal y como ya declaró el alcalde del PP a la prensa’. En el relato de los hechos que ponen en conocimiento de Rajoy y Cospedal, explican que la licitación solo mereció el interés de Alfedel, propiedad de Alfonso Ferrón, que tuvo un destacado papel en el entramado político-empresarial de la Operación ‘Púnica’. Y se atrevieron a ir más allá al avisar a los dirigentes del PP que el propio alcalde popular de Yebes manifestó que esa concesión administrativa se sacó a concurso ‘según las características que le había solicitado el concesionario’.

Estos argumentos coinciden con las evidencias y razones expuestas por el Ayuntamiento de Yebes en el escrito que el pasado mes de abril hizo llegar al juez Manuel García Castellón, titular del Juzgado de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional que dirime el sumario de esta trama de corrupción. Para que se depuren las responsabilidades que se podrían derivar del litigio que el Ayuntamiento de Yebes mantiene con la entidad financiera Liberbank, que reclama una indemnización millonaria en vía judicial como principal acreedor de la “concesión traicionera y perniciosa para los interés del municipio” que el Partido Popular adjudicó en su día a Alfedel. El alcalde Miguel Cócera recuerda que en aquella época el PP urdió un “concurso a la medida” al que únicamente concurrió esta sociedad. Bajo la promesa de un concierto educativo, que la Junta de Comunidades jamás suscribió, medio centenar de profesores que se organizaron en cooperativa cayeron en la trampa de Alfonso Ferrón, “consentida y auspiciada por el Partido Popular de Yebes como colaborador necesario”.

Desde el Ayuntamiento de Yebes se asegura que los hechos conocidos ahora en el marco del sumario de la Operación ‘Púnica’ que se juzga en la Audiencia Nacional, confirman las sospechas del equipo de Gobierno sobre la “posible ilegalidad” de aquel proceso, “que el Partido Popular sacó adelante por su cuenta y riesgo”. Este procedimiento administrativo es el “único responsable” del rescate millonario de la concesión que el PP otorgó en 2006 a Alfedel y sobre la que tres años después alertaba la AMPA. Un rescate que tendrá que afrontar este municipio en base a “una licitación que está bajo sospecha judicial”. Porque fueron los populares quienes autorizaron a los cooperativistas del colegio ‘Luz de Yebes’ a gravar con hipoteca los derechos de la concesión administrativa por un periodo de 50 años, “unos derechos que una década después nos reclama el banco hipotecario”.

Lejos de tomar cartas en el asunto y admitir sus responsabilidades en este caso, el Partido Popular de Yebes se ha dedicado estos tres últimos años a torpedear la apertura del colegio público ‘Jocelyn Bell’ de Yebes y Valdeluz, que abrió sus puertas el 11 de septiembre de 2017. Primero, votando en contra de la resolución del contrato de la concesión administrativa que el PP adjudicó a la cooperativa del ‘Luz de Yebes’. Después, presentando una denuncia ante la Fiscalía por la aprobación del rescate de la citada concesión, “a la que estábamos obligados al tratarse de una causa sobrevenida por imperativo legal”. Y por último, oponiéndose de forma categórica a la cesión de las instalaciones del centro educativo a la Junta de Comunidades, “requisito necesario para que la Consejería de Educación acometiese las obras de reforma y acondicionamiento y procediese a la apertura del colegio”.

El pasado lunes, el colegio público ‘Jocelyn Bell’ abría de nuevo sus puertas para acoger a 289 alumnos en el curso escolar 2018-2019, “un hito histórico que hemos conseguido el Ayuntamiento y los vecinos del municipio a pesar del Partido Popular”. Hoy, el PP regional, provincial y local, desde la presidenta provincial Ana Guarinos al parlamentario regional Lorenzo Robisco pasando por el diputado provincial Lucas Castillo o el portavoz local Diego Jiménez Figueroa, “prefiere decantarse por la reclamación de la entidad financiera en lugar situarse al lado de los vecinos”, lamenta el edil.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Desde hoy y hasta el próximo 17 de agosto tienen de plazo las personas interesadas para presentar las solicitudes que les permitan participar en el proceso selectivo de las diez plazas que el Ayuntamiento de Yebes ha convocado en el marco del Plan Regional de Empleo de Castilla-La Mancha 2018-2020. Cofinanciadas por el Fondo Social Europeo y reguladas por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, el objeto de esta convocatoria es la contratación laboral temporal de una decena de personas en situación de desempleo por un periodo de seis meses, desde el 1 de septiembre de este año hasta el 28 de febrero del que viene. Que se dedicarán al mantenimiento de instalaciones municipales y la red viaria y como personal de apoyo de la brigada municipal de obras en jornadas de trabajo a tiempo completo, que podrían incluir acciones de motivación, orientación y formación. Tanto las bases del proceso selectivo como la correspondiente convocatoria se pueden consultar en la sede electrónica y en la página web del Ayuntamiento de Yebes.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Las adversas condiciones atmosféricas impidieron seguir en toda su plenitud este fenómeno, así que el público disfrutó de la observación de los planetas que anoche desfilaron por el horizonte sur


 

Tras una mañana de cielos azules y despejados, la aparición de un frente de nubes altas por la tarde no hacía presagiar nada bueno. Conforme se aproximaba la hora, el horizonte se cubría de una espesa y persistente franja nubosa. A las nueve y media de la noche, que era el momento anunciado para que la Luna ya eclipsada hiciese acto de presencia por el este, la situación no había mejorado. Así que hubo que esperar a más allá de las diez para atisbar entre las densas nubes la silueta enrojecida del disco lunar. Ese inconveniente no restó un ápice de entusiasmo a las más de 800 personas que se congregaron en el Punto de Observación Astronómica del bosque de Valdenazar para asistir al eclipse total de Luna, que había sido calificado como el fenómeno astronómico del verano y casi del siglo.

Fue la multitudinaria respuesta a la convocatoria que había hecho el Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía (AstroYebes) para seguir con detalle este espectáculo único. Eran apenas las ocho de la tarde cuando una ingente multitud comenzaba a ocupar las mesas de la zona recreativa de Valdenazar y a desplegar manteles, hamacas, mantas y tumbonas por los aledaños. En la plataforma de observación, ocho telescopios estaban listos para que el público pudiese contemplar con detalle la evolución del eclipse. Una hora después, el aparcamiento estaba a rebosar de vehículos y el gentío no cesaba de acceder al punto de encuentro. “Resulta muy gratificante comprobar que las convocatorias de AstroYebes tienen este nivel de respuesta por parte de un público curioso y ávido de descubrir los secretos y objetos que encierra la bóveda celeste y que incluso se ha convertido en asiduo a estas citas con el universo que nos rodea”, explica Miguel Cócera, alcalde de Yebes.

Ante la imposibilidad de apreciar con nitidez la Luna eclipsada y teñida de rojo en su fase total por las adversas condiciones atmosféricas, los planetas que en esos momentos transitaban por el horizonte sur tomaron el protagonismo que las nubes habían negado a nuestro satélite natural. Con ayuda de los telescopios, el público pudo despedirse de Venus minutos antes de que se ocultase por el oeste. Y admirar las franjas gaseosas de Júpiter con los cuatro satélites descubiertos por Galileo Galilei que orbitaban a su alrededor. “Es verdad que por momentos la cola se hizo interminable, pero la gente demostró paciencia y aguante porque sabían que la espera iba a merecer la pena”, valora Cócera, que se multiplicaba en la plataforma para agilizar el paso de la multitud por los telescopios. El alcalde de Yebes llama la atención sobre la cantidad de niños de corta edad que acudió al evento en compañía de sus padres, “porque si algo hemos logrado desde AstroYebes es atraer el interés de los más pequeños y despertar su curiosidad por el conocimiento de la astronomía y la divulgación científica”.

Muchos de los que acudieron anoche a Valdenazar lo hicieron provistos de sus propios equipos de observación. Desde prismáticos terrestres a telescopios de precisión y domésticos. Esa magia e ilusión que flotaba en el ambiente subió unos cuantos enteros cuando las diez y media el gentío hizo un paréntesis para seguir el paso de la Estación Espacial Internacional que, con un brillo tenue, hacía acto de presencia por el sur transitando durante varios minutos a más de 400 kilómetros de altitud. Mientras, la Luna seguía avanzando hacia otro de los momentos culminantes de la noche. A eso de las once y cuarto concluía el que había sido el eclipse total de Luna más largo de este último siglo. A partir de ahí, la sombra de la Tierra comenzó a retirarse de forma paulatina de la superficie lunar. Para que el público tuviera la ocasión de contemplar a través de los oculares telescópicos varios de los accidentes geográficos más característicos de nuestro satélite.

Pasaban algunos minutos de la una de la madrugada cuando los últimos observadores abandonaban el bosque de Valdenazar. En la zona recreativa hubo quien aprovechó para acampar y pasar la noche en compañía de una Luna que en esos momentos brillaba con una impresionante magnitud que clareaba el escenario que durante más de cuatro horas había reunido a cerca de un millar de personas. “El cansancio fue lo de menos cuando te vas a casa con la satisfacción de haber contribuido a emocionar y complacer a decenas de niños y adultos con la observación de la Luna de sangre y los planetas más representativos del Sistema Solar, un agradecimiento que muchos nos trasladaron allí mismo”, resume el alcalde de Yebes. Tal vez la climatología desfavorable que impidió ver el eclipse total de Luna en toda su plenitud pudo decepcionar a más de uno. Pero sin duda la mayoría de los que ayer estuvieron en Valdenazar regresaron a sus hogares con la sensación de haber vivido una noche mágica.

La próxima convocatoria pública de AstroYebes será los días 11 y 12 de agosto con motivo de la lluvia de estrellas de las Perseidas, que el pasado año reunió a más de 600 personas en Valdenazar que contemplaron la caída de más de 40 meteoros procedentes de los residuos que dejó el cometa Swift-Tuttle en su última aproximación al Sol y que se desintegraban al atravesar la atmósfera terrestre.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

El alcalde recuerda que el Ayuntamiento tendrá que pagar el importe de ese rescate, que es culpa de una decisión suicida del PP, aunque el colegio se hubiera abandonado o destinado a un supermercado o un casino


 

La apertura del colegio público de Yebes y Valdeluz nada tiene que ver con la demanda que la entidad bancaria que concedió el préstamo hipotecario a la cooperativa de profesores que gestionó el ‘Luz de Yebes’ ha interpuesto contra el Ayuntamiento de este municipio. Una circunstancia que conocen a ciencia cierta los vecinos y que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Yebes ha esgrimido desde que se iniciaron los trámites para rescindir la concesión administrativa que pendía sobre este centro educativo. Ayer, el consejero de Educación se reiteró en estos argumentos en las Cortes de Castilla-La Mancha en respuesta a una pregunta del Partido Popular. Una vez más, Lorenzo Robisco trató de tergiversar y manipular la realidad al insistir en relacionar esa reclamación judicial con la puesta en marcha del colegio público en este municipio en el curso escolar 2018-2019.

El Ayuntamiento de Yebes defiende la legitimidad de los acuerdos adoptados por el Pleno a lo largo de este procedimiento, que el Partido Popular ha tratado de torpedear desde sus inicios para situarse de frente a los vecinos, “en una estrategia grosera y vergonzosa”. El rescate es una figura tradicional del ordenamiento jurídico de nuestro país que permite la extinción de adjudicaciones que recaían sobre servicios de titularidad pública. “Con todos los informes técnicos y jurídicos favorables, lo que hicimos fue acudir a ese rescate para poner fin de forma anticipada a una concesión demanial al incumplirse los términos y plazos por parte del adjudicatario”, explica Miguel Cócera. El alcalde de Yebes lamenta que el PP insista en obviar que las concesiones administrativas son negocios jurídicos de carácter temporal entre las Administraciones y particulares que atribuyen derechos y deberes sobre un bien de dominio público, en este caso, el suelo que el Ayuntamiento cedió al adjudicatario para construir un colegio.

Hasta en siete ocasiones ha llevado el Partido Popular este mismo asunto al Parlamento regional en un intento de convertirlo en ‘casus belli’, cuando la realidad es que se trató de “un procedimiento ajustado a Derecho y escrupuloso en la tramitación”, afirma Cócera. Califica de “esperpéntico” el protagonismo del diputado Lorenzo Robisco, que ha asumido el papel de “ridículo vocero” para tratar de “hacerle el trabajo sucio” al PP de Yebes, que insiste en su manipulación a los vecinos. El alcalde de Yebes afirma que los populares “no soportan el éxito que el colegio público ha cosechado en su primer año y que haya satisfecho con creces las expectativas de padres y alumnos”. Así se lo recordó ayer el consejero de Educación a Robisco, al que le espetó que “lo que a usted le molesta es que el Gobierno regional haya cumplido el compromiso con las familias de un municipio de 2.500 habitantes que no tenía colegio y que hoy sí lo tiene”. Ángel Felpeto también desmontó la mentira de Robisco al explicar que la construcción de un colegio modular hubiera costado tres veces más que la reforma que se hizo en el centro. “En todas las reuniones que mantuve con los vecinos de Yebes y Valdeluz les dejé claro que la prioridad era recuperar las instalaciones del ‘Luz de Yebes’”, afirmó el consejero.

Cócera explica que el rescate de la concesión obligará al Ayuntamiento de Yebes a abonar al principal acreedor hipotecario del colegio el importe de la tasación que determine el juez que instruye esta causa. “Nunca hemos ocultado a los vecinos esa realidad, que saben desde el primer minuto que habrá que hacer frente a ese rescate nos guste o no”, atestigua el alcalde de Yebes. Que recuerda que esa obligación es consecuencia de “una decisión desacertada y suicida” que el Partido Popular de Yebes adoptó en su día. En 2008, el Pleno autorizó a la cooperativa adjudicataria del colegio a gravar con hipoteca los derechos de la concesión administrativa de uso privativo sobre la parcela de propiedad municipal en la que se iba a construir el centro. Esa autorización fue la base para que se concediera un préstamo hipotecario por valor de 18 millones de euros para la construcción y puesta en marcha del ‘Luz de Yebes’. “Así que de aquellos polvos, estos lodos; tendremos que pagar sí o sí por ese rescate, aunque el colegio fuera una universidad, un casino, un supermercado o lo hubiéramos dejado sin utilidad”, explica el alcalde, que puntualiza que “defenderemos que sea una cantidad ajustada que nada tiene que ver con las pretensiones millonarias de la entidad bancaria”.

No obstante, el Ayuntamiento de Yebes quiere trasladar un mensaje de tranquilidad a los vecinos, “porque la continuidad del colegio público en su actual emplazamiento no corre ningún peligro ni hoy ni mañana”. En este sentido, el alcalde recuerda que desde el 29 de septiembre de 2016 este centro es “patrimonio de todos y cada uno de los vecinos de este municipio, una conquista que nos ha costado mucho conseguir y a la que no estamos dispuestos a renunciar”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s