NP 12 05 2017

Se han cambiado las luminarias de 55 farolas de la calle y plaza de la Encina y la Avenida del Parque para mejorar los niveles de eficiencia energética y contaminación lumínica, y reducir el consumo eléctrico


Hasta un 65% de ahorro en el consumo eléctrico, mínimos costes de mantenimiento, superior vida útil gracias a la mejor eficiencia de carga, resistentes a vibraciones, alta eficiencia óptica, sin mercurio en la composición, y direccionables y graduables. Son algunas de las ventajas de las lámparas LED que el Ayuntamiento de Yebes ha instalado en la Plaza de la Encina, la Avenida del Parque y la calle la Encina, tres de las principales arterias de Valdeluz. Con esta actuación, se ha completado la segunda fase del proyecto de renovación del alumbrado público que se está llevando a cabo en este municipio. Además de cumplir con las instrucciones sobre eficiencia energética para instalaciones de alumbrado público previstas en el Real Decreto 1890/2008, el objetivo es “mejorar la eficacia y ahorro energético de estos equipos, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuir los efectos de la luz intrusa o molesta y limitar el resplandor luminoso nocturno”, explica Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente.

Tras la intervención que el Ayuntamiento de Yebes llevó a cabo a finales del pasado mes de enero, en esta ocasión se han reemplazado las viejas lámparas de vapor de sodio a alta presión que estaban instaladas en 55 puntos de luz por luminarias de tecnología LED. Este tipo de luces emiten una temperatura de color blanco cálido de 3.000º K y requieren una potencia instalada de apenas 5.616 vatios, “nada que ver con los 12.500 w que se consumían con anterioridad”. Una considerable reducción energética de casi la mitad que, en términos de ahorro estimado de energía, equivale a un porcentaje del 65% menos de fluido eléctrico. Esta ventaja tiene efectos directos sobre el presupuesto municipal, dado que por cada punto de luz se obtiene un ahorro aproximado de 45 euros, “lo que en términos de contabilidad presupuestaria equivale a casi 3.000 € de ahorro anual”.

Teniendo en cuenta que se han sustituido 64 lámparas de 250 vatios de vapor de sodio con más de 10 años de antigüedad por luminarias LED de 38 w, 71 w y 106 w, que tienen una vida útil estimada de más de 100.000 horas, y la inversión ha ascendido a 16.510 €, este plan de renovación se habrá amortizado en poco más de 5 años, “sin contar el ahorro que obtendremos en el mantenimiento”. Con las nuevas luminarias se evitan las emisiones a la atmósfera de alrededor de 14’6 toneladas de dióxido de carbono al año, una contaminación que se habría compensado con la plantación de más de 480 árboles. Dada la proximidad al Observatorio de Yebes, las lámparas han sido homologadas por el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC). En cuanto a la instalación, se ha realizado con una inclinación del 0º, con la que se consigue una emisión de flujo hacia el hemisferio superior del 0º. “Es la potencia y angulación idóneas para evitar deslumbramientos y zonas de sombra muy oscuras”, precisa Vidal Gaitán.

Antes de iniciar este plan de renovación del alumbrado público, el Ayuntamiento de Yebes realizó una auditoría, que diagnosticó las necesidades lumínicas en cada una de las zonas de Valdeluz, horas de funcionamiento, condiciones ambientales, elección del tipo de luminaria, etc. Así, se ha optado por una lámpara que está equipada con un equipo electrónico de cinco niveles de regulación, lo que permite que se puedan reprogramar de forma automática “con el fin de implementar un sistema inteligente de alumbrado que modula la intensidad lumínica en función de los horarios de servicio”, según el concejal de Medio Ambiente. Estas bombillas LED alcanzan el máximo nivel de potencia prácticamente nada más procederse al encendido, que se reduce al 80% a la medianoche y a la mitad de 00:00 horas a seis de la madrugada, cuando recuperan el 80%, “lo que las convierte en las más indicadas para estas instalaciones dinámicas”. Es decir, desde los 250 vatios de potencia se pasa a apenas 53 w. Al no tener elementos químicos potencialmente peligrosos, el riesgo de accidente en caso de rotura se reduce a cero. Gracias a que son direccionables, tampoco requieren el uso de un reflector de ahí que su rendimiento lumínico sea más elevado.

A apenas un kilómetro en línea recta de la zona habitada de Valdeluz se ubica el Punto de Observación Astronómica de Valdenazar, un espacio que el Ayuntamiento de Yebes ha acondicionado para que se convierta en un lugar de encuentro para los aficionados a la contemplación de la bóveda celeste. Con estas lámparas LED se logra rebajar de forma ostensible el abrillantamiento del cielo nocturno, que no solo degrada la calidad de las observaciones sino que también altera los fenómenos biológicos que se producen durante la vigilia y el sueño.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s