Cementerio2015

Las obras ya acabadas se han elevado a 183.400 € y la gestión del recinto, que cederá el uso de los nichos y columbarios para periodos de diez y 50 años respectivamente, correrá a cargo de la empresa Memora


A 183.400 € ha ascendido el coste final de las obras del cementerio municipal de Yebes, que se paralizaron en abril de 2011 con la anterior Administración del Partido Popular. Más de un 60% más barato que el proyecto original que el Gobierno del PP sacó a licitación por 827.361,57 euros, contrató por 755.195,62 euros y adjudicó en 693.246,26 € a una empresa que suspendió los trabajos cuando solo hacía cuatro meses que los había iniciado. Joaquín Ormazábal está “enormemente satisfecho” del resultado final, que satisfará las necesidades de la población durante las dos próximas décadas y, sobre todo, “por haber resuelto con el mínimo coste posible para el bolsillo de los vecinos un inconveniente que no ocasionamos nosotros y que nos ha tocado resolver”.

El proyecto ha sido despojado de la pompa y el boato con el que fue diseñado. Ni circuito cerrado de televisión, ni video portero digital ni canaleta iluminada de vidrio. Tampoco se ha recurrido a los materiales nobles previstos, como las planchas de cobre con las que se iba a revestir parte del cerramiento, la teca e iroko de los trabajos de carpintería, además de la piedra o el hormigón pigmentado. El modificado que al final se ha ejecutado ha refundido de forma “sensata, sobria, eficaz, sostenible y respetuosa” las soluciones que se plantaban en el original. “Nos hemos alejado del despilfarro, suntuosidad y capricho de nuestros antecesores que pretendían demostrar con aquel proyecto faraónico y extravagante sin restarle un ápice de dignidad, eficiencia y funcionalidad”, explica Joaquín Ormazábal.

“Estamos enormemente satisfechos del resultado final porque hemos zanjado con el mínimo coste posible para los vecinos del municipio un problema que no era nuestro y que nos ha tocado solventar”

Tras el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento, la empresa Memora será la encargada de la gestión del recinto, que cederá el uso de los nichos y columbarios por periodos de diez y 50 años respectivamente. En total se han construido 144 unidades de enterramiento y se ha modificado el uso del edificio de tanatorio por el de vela con una única sala. Las entradas a la instalación se han unificado en una sola y la superficie construida ocupa una extensión de 689 metros cuadrados o, lo que es lo mismo, un 40% menos de lo previsto en principio. Mediante la modificación del programa funcional, así como de las características y sistemas constructivos, se ha logrado reducir el presupuesto de ejecución material que se consignó en 2010, con unas soluciones técnicas más sencillas y eficaces.

El Gobierno municipal recuerda que en su “aberrante obstinación” la anterior Administración del PP preveía la construcción de 2.800 unidades de enterramiento, número que supera al actual censo de población, con una inversión en tres fases de casi 3 millones de euros. En el proyecto se incluía la edificación de una capilla, un tanatorio con tres estancias de vela, un crematorio y dos salas de tanatoestética (maquillaje) y tanatopraxia (higienización, conservación y embalsamamiento). Uno de los símbolos del cementerio iba a ser la capilla, un monolito a modo de faro que se elevaría varios metros para que pudiese divisarse desde la lejanía. Tendría forma poliédrica y contendría dos cubos: uno exterior de cobre y hormigón armado, y otro interior suspendido del techo y construido en estructura de acero y muro de gaviones. “¿En qué obtusa mente cabía semejante despropósito? ¿Por qué nadie en su sano juicio fue capaz de detener este disparate?”, se pregunta Ormazábal.

El cementerio municipal de Yebes se localiza a un kilómetro del casco urbano dado que no se antepuso el interés general en la elección. “En el pueblo todo el mundo sabe que ese emplazamiento se eligió para beneficiar a un vecino que en el pasado tuvo responsabilidades políticas con el PP y que tiene propiedades en sus proximidades”, detalla el alcalde. En este sentido, Ormazábal advierte que una vez se ha dado carpetazo a este “espinoso asunto”, la nueva Corporación municipal que el próximo 24 de mayo salga de las urnas debería dedicar su esfuerzo inversor en asuntos como la educación, el transporte, la sanidad, las zonas verdes o los servicios sociales. “Los vecinos de Yebes y Valdeluz demandan proyectos de mayor utilidad social que este, cuya resolución nos ha ocupado más de dos años”, concluye.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.