Además de regular la circulación en la confluencia de la Avenida del Parque y la calle la Encina con la construcción de una glorieta, el proyecto incluía la reparación de los hundimientos de la calzada en esta arteria urbana

La ordenación del tráfico rodado en la intersección de dos de las calles más transitadas de Valdeluz, en cuyo punto los conductores realizaban una maniobra prohibida de giro en forma de U porque, tal y como estaba diseñada con un cambio de dirección a la izquierda, era poco práctica y generaba que los vehículos incurriesen en esa infracción.

Es el objetivo de la glorieta que el Ayuntamiento de Yebes ha construido en la confluencia de la Avenida del Parque con la calle La Encina, dos de las vías con más circulación de este núcleo de población. Además de solucionar esta irregularidad circulatoria, se han aprovechado los trabajos para rediseñar las características técnicas de esta intersección, generar un nuevo itinerario peatonal y mejorar el diseño urbanístico y paisajístico mediante la prolongación de las medianas, señalización horizontal y vertical y jardinería.

De esta forma, el Ayuntamiento de Yebes no solo ha incrementado la seguridad de los conductores y peatones en esta localización sino que ha regularizado el tráfico en un ‘punto caliente’ donde se había registrado más de una colisión. “Porque un municipio no solo se construye a base de equipamientos y servicios, sino que también es necesario intervenir para optimizar la seguridad vial”, argumenta Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo, que insiste en la necesidad de “crear espacios seguros y amables para los viandantes”. En el proyecto se ha incluido la prolongación de la red de alumbrado público para iluminar de forma correcta la rotonda, el remarcado de las señales en el pavimento y la actualización de la señalización vertical conforme a las características de esta vía y del cruce. De ahí que se haya instalado también un espejo convexo para facilitar la visibilidad a los conductores que se incorporan a esta artería por una calle de salida de un residencial.

Este proyecto integral de mejora y adecuación también comprendía la reparación de los hundimientos que presentaba la calzada en la Avenida del Parque. En concreto, en un corto tramo comprendido entre las calles Espliego y la Encina. “Al ceder el terreno, los blandones habían generado deterioros generalizados en la capa de rodadura y, como consecuencia de ello, la formación de encharcamientos y desniveles que condicionaban el tránsito de los vehículos”, detalla el concejal de Urbanismo. Este inconveniente se ha solventado con la demolición de las capas asfálticas y la base de hormigón que existía en la zona de la glorieta, la realización de excavaciones en zanja para instalar los diferentes servicios y la habilitación de nuevos imbornales a ambos lados de la mediana para disponer de un sistema de evacuación de aguas pluviales mucho más eficiente. “Un problema que ahora ha quedado completamente subsanado y que ocasionaba molestias a los conductores”, explica Gaitán.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s