Con una carga útil de casi 700 kilos, se destinará al transporte de materiales de construcción y servirá de apoyo al servicio de recogida de enseres en la vía pública


Un vehículo con caja fija de aluminio y carga útil mínima de casi 700 kilos para usos múltiples al que se le ha incorporado una grúa articulada con un ángulo de giro de 370º y capacidad máxima de carga de casi una tonelada.

De dos ejes y seis ruedas y una longitud total de casi seis metros y medio, motor diésel, 90 CV de potencia, 1.898 cc de cilindrada, habitáculo para tres ocupantes en cabina y equipado con estabilizadores. Son las características técnicas del camión que el Ayuntamiento de Yebes ha adquirido para reforzar el parque móvil municipal y que se destinará en exclusiva a la brigada municipal de mantenimiento y obras. Una adquisición que se justifica porque el municipio no disponía de un furgón versátil y adecuado para la realización de obras, transporte de materiales y recogida y limpieza de vías públicas.

El parque móvil municipal de Yebes cuenta tan solo con un vehículo pick-up y una furgoneta, que eran a todas luces insuficientes para la prestación de los servicios municipales. “En los últimos años no solo ha aumentado de forma considerable la población, sino también las vías públicas que se han abierto”, argumenta Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo. Apenas 859 habitantes tenía esta localidad cuando en 2009 se adquirió el último vehículo y las necesidades nada tenían que ver con las actuales. Con la incorporación de este camión grúa se facilitará la prestación de los servicios relacionados con el cuidado y limpieza de las vías públicas, que es competencia del Ayuntamiento por parte de los operarios municipales, que podrán conducirlo con el carnet B al no superar los 4.250 kg MMA.

De fabricación japonesa, el camión ya está plenamente operativo en la brigada de obras y además de las prestaciones descritas en materia de comercio de materiales de construcción, así como en el ámbito urbano, también servirá de apoyo al servicio de recogida de enseres de la vía pública. Tan importante como el volquete es la grúa articulada que incorpora para su uso en áreas urbanas. Cuyos soportes están dotados de platos de apoyo basculantes que pueden inclinarse hasta diez grados y, de esa forma, reducir la presión sobre el suelo. Este elemento puede controlarse desde ambos lados del vehículo y dispone de una válvula hidráulica proporcional de control con cinco funciones y una sexta de parada de emergencia. En cuanto al peso en vacío, la perfecta relación con la potencia de elevación de la grúa permite una mayor carga útil en el camión, lo que aumenta la rentabilidad en cada uso.

El contrato suscrito con la empresa adjudicataria establece una garantía de dos años para el camión, mientras que para la grúa y la caja es de un año. La inversión para la compra de este vehículo ha ascendido a 35.817,80 euros.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s