Los trabajos tendrán una duración de cinco meses e incluyen la reparación de los hundimientos de la calzada que hay en esta zona y que provocan la formación de balsas de agua en los días de lluvia


Una glorieta con cuatro ramales y un diámetro de giro de  ocho metros regulará el tráfico rodado en la intersección de la Avenida del Parque y la calle La Encina de Valdeluz, que es sin lugar a dudas el punto neurálgico de este núcleo de población. Los trabajos se iniciarán en las próximas semanas e incluirán la recuperación de las cotas de pavimento con la instalación de una nueva capa de rodadura y el rediseño de la confluencia de estas dos vías mediante la construcción de esta rotonda. El objetivo es mejorar la circulación en este punto, que hasta ahora obligaba a realizar un giro a la izquierda de forma poco práctica y provocaba que los conductores negociasen ese movimiento en U, lo que está prohibido en esta intersección. “De esa manera, no solo aumentamos la seguridad de los usuarios sino que se va a mejorar el diseño urbanístico y paisajístico de esta zona”, apunta Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo.

 

Y es que además de rediseñar las características técnicas de este cruce, se aprovecharán los trabajos para crear un nuevo itinerario peatonal con la instalación de un paso de cebra elevado antes del cruce con la calle La Encina. En el proyecto constructivo también se prevé la prolongación de las medianas divisorias, la señalización de esta área y la jardinería correspondiente, así como la extensión de la red de alumbrado público para la iluminación de la glorieta. En cuanto a la señalización, se llevará a cabo el remarcado horizontal y se actualizarán las señales verticales de acuerdo a las características de la vía y de la intersección, que comprenderá la colocación de un espejo convexo para facilitar la visibilidad a los conductores. El plazo de ejecución de las obras se ha previsto en cinco meses, aunque Gaitán confía en que se reduzca con la climatología favorable, “así que el cruce podría estar listo coincidiendo con el inicio del otoño”. Desde la Concejalía de Urbanismo se solicita la comprensión de los vecinos por las molestias que puedan ocasionar las obras, “que queremos sean lo menos incomodas posibles para que las personas que transitan por este punto no tengan que alterar sus rutinas”.

En el proyecto también se contempla la reparación de los hundimientos generalizados que hay en la Avenida del Parque, en concreto, en el tramo comprendido entre las calles Espliego y la Encina. Estos blandones del terreno han deteriorado la capa de rodadura y originado la formación de balsas con el agua de lluvia, además de ostensibles desniveles que dificultan el tráfico de vehículos. “Así que vamos a disponer los recursos necesarios para acabar de una vez por todas con este inconveniente, que sabemos provoca la incomodidad de los conductores”, valora el edil de Urbanismo. Entre otros, se van a demoler las capas asfálticas y la base de hormigón existente en la zona de la glorieta, realizar excavaciones en zanja para instalar los diferentes servicios y habilitar nuevos imbornales a ambos lados de la mediana para disponer de un sistema de evacuación de aguas mucho más eficiente.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s