NP 02 10 2017

El centro tiene un aforo máximo de 82 plazas, el triple de las que contaba hasta la fecha, y las obras de reforma lo han convertido en uno de los parvularios mejor equipados y funcionales de Guadalajara con más de 500 m2


Abrió sus puertas el lunes 18 de septiembre con medio centenar de alumnos, que equivalen al 61% de su capacidad total. La Escuela Infantil Municipal de Yebes dispone de espacio suficiente para 82 niños, es decir, nada menos que 54 plazas más de las que tenía asignadas hasta la fecha o, lo que es lo mismo, casi el triple del aforo inicial. Así consta en la resolución de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que autoriza al Ayuntamiento de Yebes a la apertura y puesta en funcionamiento de este centro educativo que se ubica en la planta baja del colegio público nº 1 de Yebes y Valdeluz con esa capacidad máxima. A día de hoy cuenta con 5 alumnos de cero a un año, 23 niños de uno a dos años y otros veintidós de dos a 3 años. Es la distribución del alumnado que ha estrenado esas instalaciones, cuyo goteo de matrículas es incesante. Al tratarse de una enseñanza no reglada, los padres pueden incorporar a sus hijos al parvulario en cualquier momento del curso escolar.

La Escuela Infantil de Yebes imparte el primer ciclo de Educación Infantil y dispone de dos estancias para cunas con 8 plazas de capacidad en cada una, además de dos aulas por grupo de edad: 16 plazas de cero a un año, 26 plazas de uno a dos años y 40 para los niños de dos y 3 años. Cuenta con una sala polivalente y zona administrativa, donde se encuentran el despacho de Dirección y las taquillas de las cinco tutoras. “Hoy disfrutamos del centro de educación preescolar que siempre hemos querido, el que añorábamos desde hace años y que se merecían los vecinos”, apunta Miguel Cócera, alcalde de Yebes, una instalación que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente. En cuanto al horario, el centro permanece abierto de manera ininterrumpida durante nueve horas y media al día, desde las 7:30 horas de la mañana hasta las cinco de la tarde. Para aquellas madres y padres que no necesitan conciliar la vida familiar y laboral, la hora de entrada de los niños es de nueve a diez de la mañana, mientras que el horario de recogida se prolonga de 12:45 h a una del mediodía.

La historia de este centro educativo es breve pero intensa. Tras el cierre definitivo en el verano de 2013 del colegio ‘Luz de Yebes’, con cuya Dirección se suscribió un de colaboración para subvencionar las plazas escolares correspondientes al primer ciclo de Infantil, el Ayuntamiento de Yebes procedió a la reforma y acondicionamiento de un edificio modular de reducidas dimensiones y propiedad municipal, que antes estuvo ocupado por la biblioteca municipal, para que fuera habilitado como Escuela Infantil. Colindante con las oficinas municipales de Valdeluz, la Consejería de Educación autorizó la puesta en marcha del centro en noviembre de 2014 con capacidad para 28 plazas, ocho de ellas para menores de un año. Con la renovación del Gobierno regional en mayo de 2015, se produjo un cambio de criterio por parte de la Consejería de Educación, que priorizó la implantación de un colegio público en el municipio.

Fue en el Pleno del mes de marzo cuando el Ayuntamiento de Yebes acordaría la puesta a disposición de la Junta de Comunidades de parte de las instalaciones del antiguo colegio ‘Luz de Yebes’. Según el proyecto redactado por los técnicos de la Consejería de Educación para la reforma parcial del centro, que permitiría la implantación de un colegio de 3+6 unidades, se acondicionarían las plantas baja y primera del módulo E, es decir, un total de 24 aulas de Infantil y Primaria. En función del número de inscritos y según el compromiso adquirido por la Consejería de Educación, para el curso escolar 2017-2018 solo se requerían 9 aulas. “La voluntad del Gobierno municipal fue que, como consecuencia de la ampliación de unidades y puestos escolares, se pudiera formalizar el traslado de las instalaciones de la escuela al colegio para que funcionaran a plena satisfacción de la población”, recuerda el alcalde.

Tras analizar con los técnicos este escenario, se constató que las áreas requeridas y la configuración del edificio cumplían con creces lo dispuesto en el decreto que establece los requisitos básicos que deben cumplir los centros que imparten el primer ciclo de Educación Infantil. “Únicamente tuvimos que realizar algunas obras de acondicionamiento y organización para cumplir las condiciones mínimas previstas en la normativa”, indica Miguel Cócera. Así pues, se han ocupado ocho de las doce aulas existentes en la planta baja y se ha implementado un cerramiento accesible, independiente, seguro e integrado que permite delimitar el pasillo. También se han dispuesto espacios adecuados y suficientes para el descanso, aseo y cambio de los niños, y un patio de juegos de fácil acceso, delimitado y protegido para garantizar el control y la seguridad de los niños y niñas, y que evita que se solapen los tiempos de recreo. Además de una zona equivalente de uso exclusivo del centro, una sala de usos múltiples y, por supuesto, una cocina y zona para la preparación de los alimentos.

Estas obras de adaptación han convertido a la escuela infantil municipal de Yebes, cuya gestión corre a cargo del grupo empresarial Megadiver, en “una de las mejor equipadas y funcionales” de la provincia de Guadalajara, indican desde el Ayuntamiento de Yebes, que se ha encargado del equipamiento y dotación del mobiliario y que también se ocupa de los servicios de mantenimiento y limpieza de la escuela y el CEIP. “Y no lo decimos nosotros, es el diagnóstico que hacen las madres y padres de los alumnos, que están encantados con las instalaciones”, resume Cócera. Con el traslado a las actuales dependencias, la Escuela Infantil Municipal de Yebes y Valdeluz ha pasado de contar con una superficie útil aproximada de 120 m2 a más de medio millar de metros cuadrados.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s