ayuda a domicilio

Este programa atiende necesidades básicas en materia de movilidad, vestido y aseo personal, además de la realización de compras, preparación o servicio de comidas y de apoyo en tareas de limpieza de la vivienda


El Ayuntamiento de Yebes dispondrá de 16.229 euros para atender las necesidades de las personas que requieran de apoyo en el municipio. Es la ayuda que le ha asignado el Gobierno de Castilla-La Mancha con cargo al convenio de colaboración para la prestación del servicio de ayuda a domicilio. “Después de cuatro años en los que Yebes fue literalmente discriminado de las subvenciones procedentes del Gobierno regional, es una satisfacción comprobar que se ha levantado ese veto y que, a partir de ahora, las relaciones serán normales, sin segregación de ningún tipo”, opina Aurora Herranz, concejala de Servicios Sociales.

El servicio de ayuda a domicilio contempla tres tipos de prestaciones. Las básicas de carácter personal y doméstico en la modalidad de lunes a sábado prevén servicios asistenciales de movilización, vestido y aseo personal, además de la realización de compras, preparación o servicio de comidas y de apoyo en tareas de limpieza de la vivienda, lavado y planchado de ropa. Hay una prestación extraordinaria de apoyo personal para las personas dependientes con grado II y III durante los domingos y festivos para facilitarles la movilidad, el aseo personal y el vestido, además de prestaciones complementarias en materia de atención psicosocial, compañía y movilidad, información y gestión.

La Concejalía de Servicios Sociales recuerda que los beneficiarios de este programa asistencial deben ser residentes en el municipio y encontrarse en situación de necesidad de acuerdo a la baremación que establezca la trabajadora social. En esa valoración se tendrá en cuenta el grado de autonomía personal o familiar, la situación sociofamiliar y económica, y también la edad. “Queremos mejorar la atención de las personas dependientes de Yebes y Valdeluz sin necesidad de salir de su hogar y, de ese modo, fomentar la autonomía personal y evitar retrasar el ingreso en centros sociosanitarios”, apunta Herranz. Yebes es uno de los 118 municipios de la provincia de Guadalajara que han suscrito este convenio con el Gobierno de Castilla-La Mancha, cuyo importe se eleva a 1’7 millones de euros.

Este servicio establece un conjunto de intervenciones profesionales de carácter preventivo, educativo, asistencial, rehabilitador y promocional. “Además de prestar los cuidados necesarios en el domicilio habitual del usuario y favorecer su capacidad de autosuficiencia, también complementa la atención que reciben por parte de las familias”, explica la concejala de Servicios Sociales. De esta forma, se hace posible la permanencia en la vivienda de las personas necesitadas de apoyo y se evitan ingresos en centros especializados que en ocasiones son innecesarios. Es también un refuerzo a la atención y el papel de la familia cuando, por razones diversas, tiene dificultades para prevenir situaciones de necesidad que puedan conllevar el deterioro personal o social del dependiente, y representa un apoyo y desarrollo de las capacidades personales para la integración en la convivencia familiar y comunitaria.

El Servicio de Ayuda a Domicilio de la Consejería de Bienestar Social cuenta con un presupuesto de 34’7 millones de euros y da cobertura a 676 convenios con Entidades Locales de la región, con un total de 22.394 personas beneficiarias, de las que 13.655 son usuarios directos. A la provincia de Guadalajara le han correspondido 303.068 horas de prestaciones y en 2014 se dio asistencia a 1.710 personas con prestación reconocida. En cuanto a los profesionales, el año pasado se contabilizaron 4.729 auxiliares de ayuda a domicilio que pudieron prestar su ayuda gracias a los convenios suscritos en el conjunto de nuestra región, 373 de ellos en la provincia de Guadalajara.

Por lo que respecta al perfil de los usuarios directos que reciben atención a través de este servicio y según los datos de 2014, en la mayoría de los casos son personas no dependientes (52’8%), porcentaje que se reduce al 47’2% en los dependientes. La proporción de mujeres es muy superior a la de los hombres (un 75’7% frente a un 24’3%), mayores de 65 años o más (90’1%) y un 43,4% de los beneficiarios vivían solos.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s