NP 06 10 2016 2

Un grupo de pacientes de la Unidad Residencial y Rehabilitadora utilizan desde hace tiempo los servicios de la biblioteca municipal de Valdeluz y se prestan a colaborar en algunas actividades


Las personas con trastornos mentales requieren de una atención específica y normalizada que facilite su funcionamiento social y personal. Eso exige un conjunto coordinado de intervenciones integradoras y de apoyo social que garanticen su pertenencia a la comunidad y el respeto a su consideración de ciudadanos. Ese es el leivmotiv que ha llevado al Ayuntamiento de Yebes a suscribir un acuerdo de colaboración con la Consejería de Sanidad para que los internos del Sanatorio de Alcohete puedan utilizar las instalaciones del Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’. En principio se presume que un grupo de unas 40 personas podrían beneficiarse de esta iniciativa, que pretende convertir el deporte en una herramienta terapéutica. “La intención es que estos enfermos con dependencia y discapacidad sigan un programa de actividades físicas que favorezcan su integración social”, dice Aurora Herranz, concejal de Bienestar Social.

A partir del próximo lunes 10 de octubre, la pista principal del polideportivo de Valdeluz acogerá a los primeros residentes que se adscriban a este programa. El Ayuntamiento de Yebes cederá el uso en exclusiva de estas instalaciones de lunes a viernes en horario de 10 horas a una del mediodía. Con el apoyo y supervisión de los cuidadores de la propia Unidad Residencial y Rehabilitadora de Alcohete, el Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’ dispondrá los elementos y materiales que se requieran para que estos usuarios puedan llevar a cabo las respectivas terapias y prácticas deportivas, “tanto en acciones individuales como de equipo”. Herranz está convencida de que el descubrimiento de “un entorno que es completamente diferente” al que se desenvuelven habitualmente, “contribuirá sin duda a estimular las conductas positivas y a mejorar de forma considerable su sociabilidad y movilidad”.

Esta no es la única instalación dependiente del Ayuntamiento de Yebes de la que se benefician los pacientes de Alcohete. Al menos una docena de ellos disponen de su propio carnet de usuario y son asiduos de la biblioteca municipal de Valdeluz. Es habitual verles entre semana y en horario matutino por este centro cultural para hacer uso de los servicios de préstamo de libros, publicaciones periódicas y películas en formato DVD. Están tan integrados e implicados con este servicio que incluso se prestan a colaborar en algunas actividades. “En las tres últimas ediciones del Maratón Viajero de los Cuentos se encargaron del diseño y confección del mural que ambienta el escenario de acuerdo con la temática que se eligía para cada año”, explica Aurora Herranz. Además, la biblioteca asesora y da cobertura al club de lectura de Alcohete que conduce una terapeuta y en el que participan un grupo de internos. Y estos pacientes también colaboran con la restitución y renovación del material de lectura que está disponible en los puntos del Bookcrossing que hay repartidos por el municipio.

Esta es la particular contribución del Ayuntamiento de Yebes a la celebración del Día Mundial de la Salud Mental que se conmemora el próximo lunes 10 de octubre. Aurora Herranz cree que la actividad física que pondrán en práctica en el CDM Valdeluz no solo permitirá el intercambio de experiencias con otros compañeros y cuidadores, sino que “mejorará la convivencia de los pacientes con el medio más próximo y su desarrollo físico, social y psicológico”. En este sentido, la concejal de Bienestar Social valora el papel que la práctica deportiva y el ejercicio físico pueden tener en el día a día y la calidad de vida de estas personas, “como elementos dinamizadores y de diversión que contribuirán sin duda a la búsqueda de la satisfacción y el placer mediante la realización de los mismos”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s