Dirigido a mayores de 55 años, se puso en marcha la semana pasada, aún hay plazas, es completamente gratuito y se impartirá todos los jueves durante los próximos ocho meses de 10:30 h a 12 h en la biblioteca municipal


¿Cómo se llamaba? ¿A por qué venía? ¡No pude ir, se me fue el santo al cielo! ¿Dónde habré dejado lo que llevaba en la mano hace un minuto? ¿Qué era eso tan urgente que tenía que comprar? ¿A quién iba a hacer esa llamada? ¿Qué número era? ¿Tomé la medicina? Son situaciones cotidianas que nos asaltan al llegar a una determinada edad y que no siempre son producto del envejecimiento.

Para poner fin a la pérdida paulatina de la capacidad memorística se recurre hoy en día a la estimulación cognitiva, una metodología que engloba todas aquellas actividades que están dirigidas a mejorar el funcionamiento cognitivo en general (memoria, lenguaje, atención, concentración, abstracción, percepción, etc) por medio de programas de estimulación. “Suponer que la pérdida de memoria es intrínseca al proceso de envejecimiento del ser humano es un craso error”, opina Aurora Herranz, concejal de Bienestar Social.

Con el fin de ayudar a las personas que tienen dificultades para retener la información y mantener la concentración e instruirlas en el uso de determinadas pautas que contribuyan a mejorar el aprendizaje, el Ayuntamiento de Yebes y la Junta de Comunidades organizan un taller cognitivo que trabajará con los participantes en distintos aspectos relacionados con la memoria. Dirigido a mayores de 55 años, se puso en marcha la semana pasada, es completamente gratuito y se impartirá todos los jueves durante los próximos ocho meses en la biblioteca de Valdeluz en horario de 10:30 horas a 12 h. “El aforo se ha limitado a 20 personas para que los profesionales que lo imparten puedan interactuar de manera casi individualizada con los participantes y todavía quedan plazas libres”, advierte Herranz. Las solicitudes se pueden tramitar de forma presencial en las oficinas municipales de Valdeluz o a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., indicando nombre y apellidos, dirección, teléfono y edad.

Impartido por un equipo de profesionales de Volere Psicología, que tiene su sede en Guadalajara, esta es la segunda edición de una iniciativa que en la primera tuvo una magnífica acogida. “Cuya principal finalidad es optimizar el funcionamiento de la memoria puesto que la edad avanzada con frecuencia lo dificulta”, advierte la concejal de Bienestar Social. Este taller trata de crear un espacio de aprendizaje donde los asistentes pueden disminuir los cambios cognitivos que están asociados a la edad, al mismo tiempo que proporciona estrategias que mejoran la capacidad memorística. Hubo un tiempo en que esta práctica estaba enfocada en exclusiva al tratamiento de distintas patologías, pero en la actualidad su “enfoque preventivo” está muy extendido “entre la población sana”. Así que asistir a estos foros no es sinónimo de tener deteriorada esta competencia psíquica, sino estar interesado en su cuidado. “Al fin y al cabo, la memoria es una capacidad fundamental para el mantenimiento de la calidad de vida y cuidarla es esencial para conseguir un envejecimiento activo”, opina Aurora Herranz.

Hoy, la investigación neuropsicológica ha confirmado que las dificultades de memoria asociadas a la edad tienen solución. Pese a ser uno de los procesos mentales que más se resienten con el paso del tiempo, muchas personas presentan una disminución de su rendimiento pese a no haber alcanzado las fronteras de la vejez. “Convertir los ejercicios de memoria en una práctica habitual como si se tratara de cualquier otro hábito es decisivo, porque ya se sabe que lo que no se usa se termina perdiendo”, dice la concejal de Bienestar Social. Como si se tratara de un músculo más, es necesario ejercitar el cerebro para mantenerlo activo y en forma; en caso contrario, se produce un paulatino deterioro que afecta a su buen funcionamiento. Así, está demostrado que la estimulación cognitiva aporta notables beneficios a la actividad cerebral. Porque lo primordial hoy no es tener intactas el mayor número de neuronas, sino que las conexiones entre ellas sean de calidad.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s