NP 23 03 2017 2

El Ayuntamiento anima a las familias del municipio a participar en esta jornada educativa y ambiental que se celebrará el próximo sábado 1 de abril, en la que habrá una charla divulgativa y un taller de bombas de semillas


El fresno y la encina son dos especies arbóreas características de los bosques mediterráneos cuyo papel es determinante para el mantenimiento de este ecosistema. Estas frondosas son indicativas de estabilidad ecológica, al mismo tiempo que fertilizan y mantienen los suelos, lo que impide la erosión, permiten la vida de la fauna asociada, poseen un alto valor paisajístico y contribuyen a la mejora de las condiciones de vida. Para conmemorar el Día del Árbol, el Ayuntamiento de Yebes ha organizado una plantación de 50 retoños de fresno de una sabia (Fraxinus angustifolia) y otras 25 encinas (Quercus ilex) en el bosque de Valdenazar. “A la que invitamos a las familias del municipio en una jornada de concienciación ambiental y ecológica para que los niños conozcan sobre el terreno la importancia de mantener las especies originarias y conservar el bosque”, dice Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente.

La jornada se iniciará a las 11 de la mañana con una charla divulgativa sobre el bosque de Valdenazar y sus peculiaridades, así como el significado de potenciar las especies autóctonas frente a las alóctonas e invasoras. “Estamos ante un ejemplar magnífico de monte mediterráneo que ha llegado con su primitiva morfología intacta gracias a que ha sido preservado de la intervención del hombre”, comenta el concejal de Medio Ambiente. Esta es la quinta edición del Día del Árbol que celebra el Ayuntamiento de Yebes y que ha hecho posible la repoblación de diversas zonas del municipio. Almendros, plátanos, pinos, olivos, castaños, nogales y encinas son algunas de las especies arbóreas que se han sembrado en diferentes puntos coincidiendo con esta jornada “festiva, ecológica y participativa” en la que se quiere, sobre todo, fomentar el respeto al medio ambiente a edades tempranas para “crear conciencia y formar a ciudadanos responsables y comprometidos con su entorno”.

Tras la presentación, se desarrollará un taller de nendo dango, un sistema antiquísimo de siembra que fue ideado hace más de 70 años por el japonés Masanobu Fukuoka y no requiere de ningún trabajo o labor previa sobre el terreno. Utilizado como agricultura natural, sirve como sistema de repoblación y ayuda a conservar la vegetación autóctona. Consiste en la elaboración manual de bolas de arcilla mediante la mezcla de agua, biofertilizante y algún repelente natural, en las que hay que introducir semillas de especies autóctonas a modo de relleno. “Una vez secadas y compactadas, lanzaremos las bombas de semillas a diversas zonas del bosque de Valdenazar para que germinen en el medio natural”, explica Gaitán. Con la llegada de las primeras lluvias de la primavera, las bolitas se desharán y las semillas comenzarán a brotar.

A continuación, las familias participantes y los voluntarios se adentrarán en el bosque de Valdenazar para iniciar la plantación de los fresnos y encinas en sus propios cepellones y mediante la colocación de protectores para evitar que la fauna se coma los retoños. Con la supervisión de los monitores de la Asociación ‘Micorriza’, que ejerce la custodia de esta masa forestal, y provistos de azadones y azadas, se repoblarán las zonas más despejadas de vegetación del bosque. El concejal de Medio Ambiente hace un llamamiento a la participación de las madres y padres en compañía de sus hijos, porque “un niño al que se le eduque desde edad temprana en valores como el respeto y la protección del medio ambiente será un adulto concienciado y sensible a un problema que nos concierne a todos”.

En los cinco últimos años, el Ayuntamiento de Yebes ha llevado a cabo una exhaustiva tarea de plantación y repoblación de arbolado, tanto en el pueblo como en Valdeluz. En ese periodo se han sembrado más de un millar de ejemplares, “número que supera con creces los árboles que plantaron las promotoras urbanísticas que tenían intereses en Yebes y Valdeluz”. El Gobierno municipal también ha promovido una ordenanza para la protección del arbolado singular de interés local mediante la implantación de algunas figuras de protección como ‘árbol o arboleda de interés local’, lo que impide que puedan ser cortados, dañados, mutilados, trasplantados o destruidos, así como su entorno.

Con una extensión de 272.518 metros cuadrados, a los que hay que añadir las 43 hectáreas que ocupa el bosque de Valdenazar, Yebes es uno de los municipios de España con mayor superficie verde por habitante. “Tocamos nada más y nada menos que a casi 87 m2 por vecino, un envidiable patrimonio ambiental cuya preservación nos importa a todos y que hoy por hoy es una de nuestras principales señas de identidad”, opina el concejal de Medio Ambiente.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s