Representa una media de 2,48 kg/habitante y supone un incremento del 17% con respecto a 2019 de un programa que desde que se inició en el otoño de 2011, ha reciclado 60.800 kilos de este desecho de cuya gestión se encarga la ONG Humana


 

El reciclaje de ropa y calzado usados batió récords en 2020 en Yebes. Ni la pandemia ni las restricciones fueron impedimentos para que los vecinos de este municipio depositaran 11.714,20 kg de este material de desecho en los contenedores que la organización Humana tiene en tres islas ecológicas del núcleo de Valdeluz y del pueblo.

“Desde que pusimos en marcha este servicio en el otoño de 2011, jamás se habían alcanzado semejantes guarismos en la recogida de este residuo”, valora Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Esa cifra representa una media de 2,48 kg por habitante y supone un incremento del 17,1% con respecto a 2019, año en el que se recogieron 10.000 kilogramos de este material. En estos diez años de vigencia de este programa solidario, que permite darle un segundo uso a este residuo a través de la reutilización, los vecinos de Yebes han reciclado 60.807 kilos, a una media de casi 6.100 kilogramos por año. Estos datos acumulados ponen de manifiesto la eficacia del modelo de las 3 c’s: concienciación, confianza y compromiso, así como la “necesaria implicación” de la ciudadanía.

Según datos de la Comisión Europea, por cada kilo de ropa que se reutiliza y no acaba en la incineradora se evita la emisión de 3,169 kg de dióxido de carbono a la atmósfera. De acuerdo con esa ecuación, con el reciclaje de este material textil los vecinos de Yebes han impedido el vertido de más de 37 toneladas de CO2 al aire libre. “La reutilización y reciclaje textil favorecen la protección del medio ambiente al reducir en parte los residuos que genera la ciudadanía y conceden una segunda oportunidad a una ropa que, en condiciones normales, acabaría en el vertedero”, aprecia Gaitán. Por si fuera poco, este servicio gratuito representa un considerable ahorro para la Tesorería municipal en los gastos derivados de la recogida y eliminación de los residuos sólidos urbanos. Desde la Concejalía de Medio Ambiente se valora el “grado de sensibilización vecinal”, que es directamente proporcional al esfuerzo que el Ayuntamiento de Yebes está haciendo para posibilitar que los ciudadanos sean “piezas esenciales” en la cadena de reciclaje.

En virtud del acuerdo que mantiene con la organización Humana, el Ayuntamiento de Yebes garantiza que la ropa y calzado depositados se somete a un proceso de clasificación, que corre a cargo de personal especializado en el reciclaje textil, lo que permite transformar estas prendas en productos aprovechables para nuevos usos. El 12% de la ropa previamente clasificada se destina al abastecimiento de las 47 tiendas que Humana tiene abiertas en España. Casi la mitad se envía a África para que comerciantes locales puedan venderla a precios asequibles y garantizar así la demanda de estos países, activar la actividad económica local y generar recursos locales para el desarrollo. Alrededor del 24% del género recogido se vende a empresas de reciclaje textil al encontrarse en un estado que no permite su reutilización y el 16% restante va a parar a vertederos autorizados dado que es ropa que no se puede ni aprovechar ni reciclar. Desde la Concejalía de Medio Ambiente se anima a los vecinos a seguir colaborando como hasta ahora con esta causa, cuyos objetivos merecen todas las garantías, “cuyo gesto no cae en saco roto”.

El Ayuntamiento de Yebes ha redoblado los esfuerzos para mejorar la sostenibilidad en Yebes y Valdeluz y facilitar el acceso directo de la ciudadanía a la cadena de reciclaje. A través de las 18 islas ecológicas que se distribuyen por este municipio, los vecinos pueden reciclar la mayor parte de los residuos sólidos urbanos que generan. Desde papel y cartón, vidrio, envases y aceite doméstico usado hasta bombillas y fluorescentes, ropa y calzado, pilas y tapones. “Son rutinas que la vecindad ha incorporado a sus hábitos cotidianos y que reducen de forma drástica y considerable el volumen de desechos que produce los cerca de dos millares de hogares que hay en el municipio”, estima el concejal de Medio Ambiente, que llama la atención en el aspecto educativo de este gesto, “que contribuye a la sostenibilidad ambiental y, sobre todo, a la formación de ciudadanos cívicos y responsables”. Los vecinos de Yebes y Valdeluz también pueden entregar en mano la ropa y calzado usados a la Asociación de Voluntarios, que gestiona el ropero social de Valdeluz. Ubicado en la parte posterior del Centro Cultural de Valdeluz, es el único dispositivo de estas características que funciona en la provincia de Guadalajara.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s