Se ha creado un Punto de Observación Astronómica ubicado a 300 metros en línea recta del Observatorio que convierte a este municipio en el primero de la región en contar con dos instalaciones de estas características


 

Dos áreas estanciales de merendero con ocho mesas rústicas de una sola pieza provistas de bancos adosados con asientos de madera. Postes direccionales de señalización de ruta. Tres carteles que indican el Punto de Observación Astronómica, los distintos emplazamientos y las buenas prácticas a seguir por los visitantes.

Más de 80 metros de valla de madera que mejoran la estética de entrada a este paraje. Otros 70 metros de cercado perimetral con valla cinegética para evitar que los animales accedan al parque para ramonear los tallos tiernos de los árboles y los ejemplares de almendro y encina plantados recientemente, que se han protegido con estructuras de malla. Más de cien metros de tuberías para adecuar la red de riego por goteo y que incluye la instalación de los equipos y conexiones para programar el riesgo del arbolado. A los que hay que añadir otros 70 metros de tubería de riego por goteo con una frecuencia de dos litros por hora para los árboles más pequeños.

Son las intervenciones más relevantes que se han ejecutado con cargo al proyecto de adecuación, mejora y acondicionamiento del Parque de la Tirolina de Yebes, un espacio verde de 1,8 hectáreas de superficie que conforma uno de los parques forestales más extensos de este municipio. Que han consistido en la instalación de un nuevo mobiliario, la reparación de la red de riego automático, la mejora de la señalización y la renovación del vallado que delimita este recinto. “Confiamos que los agricultores que poseen tierras de labor en las inmediaciones vigilen las maniobras con los tractores y maquinaria agropecuaria para evitar los daños en la alambrada”, solicita Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Además, se ha aprovechado para efectuar el tratamiento de conservación de los aparatos de madera que componen el circuito biosaludable. Situado a casi 900 metros de altitud sobre el nivel del mar y a solo 300 metros en línea recta del Observatorio de Yebes, se erige como un “emplazamiento privilegiado” para la observación de la bóveda celeste.

Yebes se convierte así en el primer municipio de Castilla-La Mancha con dos instalaciones de estas características para contemplar el cielo nocturno y disfrutar de la visión de los objetos celestes más cercanos a nuestro planeta. Este de la Tirolina, que goza de un firmamento de extraordinaria calidad y sin apenas contaminación lumínica, y el de Valdenazar a 920 metros de altitud que se inauguró en el verano de 2016 y por donde han pasado a lo largo de estos años más de 4.000 personas en las ‘quedadas’ astronómicas organizadas por AstroYebes. “Con esta actuación ponemos el colofón al programa de obras que se ha acometido a lo largo de este año en el casco urbano de Yebes y que iniciamos con la instalación de sistemas sifónicos en los 83 sumideros de la red de alcantarillado del Sector 10”. Esta actuación ha puesto fin a los malos olores que afloraban a la superficie procedentes de los imbornales, sobre todo, durante el verano, por culpa del deficiente sistema de evacuación de aguas residuales y pluviales que se instaló cuando se construyó este barrio.

Con 338.500 metros cuadrados distribuidos en trece parques y zonas ajardinadas, Yebes es uno de los municipios de España con más superficie verde por habitante. ‘Cada vecino toca a más de 72 m2 de extensión, un patrimonio a preservar cuyo respeto y cuidado es una tarea en la que la ciudadanía y el Ayuntamiento estamos involucrados”, opina el concejal de Medio Ambiente. El Parque de la Paz y los Derechos Humanos, el bosque de Valdenazar, el parque ‘Federico García Lorca’ o de la Tirolina y las decenas de encinas centenarias que están dispersas por el término municipal, constituyen un “legado medioambiental único” que el Ayuntamiento de Yebes quiere preservar intacto a toda costa. El 29 de julio de 2015, este municipio se convirtió en el primero de la provincia de Guadalajara en aprobar una Ordenanza para la protección del arbolado singular de interés local.

Es solo una de las múltiples iniciativas para la concienciación y educación ambiental que en estos últimos años ha hecho realidad este municipio para poner en valor este patrimonio.. Entre las que destaca la edición del Inventario y Guía de los Árboles de Interés Local de Yebes y Valdeluz, la señalización con paneles de la ruta interpretativa de los árboles más peculiares y característicos o la elaboración del Plan de Gestión del bosque de Valdenazar.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.