Son medidas de actuación que se recogen en el Plan de Gestión de este paraje natural y con las que se quiere corregir algunos comportamientos y fomentar las buenas prácticas a lo largo de toda la ruta


 

‘No te salgas del camino’, ‘Silencio por favor’, ‘Llévate la basura’ o ‘No molestar a los animales’. Son algunos de los mensajes que se pueden leer en la nueva señalética que el Ayuntamiento de Yebes ha instalado a lo largo del recorrido perimetral del bosque de Valdenazar.

Que no tiene otra finalidad que regular el flujo de visitantes que acuden durante todo el año a disfrutar de este espacio natural, evitar que abandonen los senderos señalizados, preservar la riqueza floral y vegetal que atesora y respetar los ecosistemas en los que habitan decenas de especies de aves y mamíferos. “Son medidas de actuación ya previstas en el Plan de Gestión de Valdenazar para corregir algunos comportamientos que habíamos detectado y diagnosticado y fomentar las buenas prácticas en este parque”, argumenta Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente.

Entre las directrices definidas en este documento destaca la reducción del impacto de las visitas sobre la flora y la fauna mediante una serie de decisiones. De ahí que en algunas zonas se hayan colocado tramos de vallas con rollizos de madera que disuaden al visitante de abandonar los caminos que ya están delimitados. “Un cercado que está perfectamente integrado en el paisaje, no provoca impacto visual y permite la movilidad de los animales”, explica el edil. Con estos letreros y avisos que mejoran la demarcación de la ruta a pie que se estrenó el 24 de enero de 2015, la Concejalía de Medio Ambiente busca proteger los siete hábitats de interés comunitario que se han inventariado en este paraje, en especial, el que se localiza en el bosque de ribera del arroyo de Valdarachas. Así como evitar el tránsito indiscriminado fuera de la ruta, que podría causar alteraciones en los majadales y pastizales presentes en más de dos hectáreas del bosque y que acogen varias especies herbáceas protegidas que hoy por hoy ofrecen un buen estado de conservación.

Aprobado por el Ayuntamiento de Yebes y con un periodo de vigencia de diez años, el Plan de Gestión del bosque de Valdenazar recoge los valores y amenazas que presenta este espacio natural y establece las líneas de actuación a seguir. Un instrumento vinculante con el que se quiere compatibilizar el uso y disfrute sostenibles de este singular enclave con la garantía y protección de los valores naturales y paisajísticos que lo hacen único y los fines educativo-ambientales que le distinguen. Hasta cuatro exhaustivos y rigurosos inventarios de carácter hidrogeológico, forestal, botánico y faunístico se han catalogado en este documento. A la vista de los valores naturales que se han identificado en este plan, el Ayuntamiento de Yebes ha solicitado a la autoridad competente que este paraje sea incluido en las figuras de protección de refugio de fauna y zona sensible de protección concertada, que están previstas en la legislación vigente.

Propiedad del Ayuntamiento de Yebes, el bosque de Valdenazar es un espacio natural de 25 hectáreas en cuya superficie se han ordenado y catalogado más de un centenar de mamíferos y aves. Entre los que destacan el corzo, jabalí, gineta, garduña, zorro, tejón, comadreja, azor común, búho real, milano negro o busardo ratonero. En los últimos años, la Concejalía de Medio Ambiente ha llevado a cabo una serie de acciones que han contribuido a fomentar la vinculación de los vecinos de Yebes y Valdeluz con este magnífico pulmón verde, así como la implicación de los visitantes en su cuidado y preservación. Cada año, decenas de personas participan en el tradicional Día del Árbol, que ha permitido repoblar el bosque con más de trescientas especies arbóreas autóctonas, en las Jornadas de Voluntariado para acabar con la especie invasora del ailanto o en los programas de educación y concienciación ambiental, que se dirigen sobre todo a los escolares.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s