F2015Mx19

Las niñas y niños de Yebes y Valdeluz siguen acaparando el protagonismo en los actos, que ayer consistieron en juegos acuáticos, tradicionales y bicicletas


Solo había que verles las caras para darse cuenta que ayer los chavales de Yebes disfrutaron de lo lindo con los juegos acuáticos que ocuparon buena parte del recinto de las pistas polideportivas. Pasillos deslizantes, toboganes, piscinas con obstáculos, futbolines resbalantes y canastas neumáticas para pasar una mañana en remojo. Sin duda, la rampa de lanzamiento y el corredor fueron las atracciones que ofrecieron los momentos más divertidos. Con caídas y chapuzones de todas las formas, a las que había que añadir los manguerazos con los monitores salpicaban a los bañistas.

Los más pequeños de la casa también fueron los protagonistas de los viajes que el tren turístico realizó por el casco urbano de Yebes. Desde las plazoletas hasta la última callejuela, este convoy con ruedas recorrió el trayecto entre el centro del pueblo y las viviendas del sector 10 para hacer las delicias de los viajeros. Ya por la tarde, los vecinos utilizaron otro tipo de vehículo y demostraron que, efectivamente, las bicicletas son para el verano. Cornetín en mano, León daba un año más la salida a la bicicletada popular, que una vez más discurrió desde el casco urbano hasta el Observatorio de Yebes. Poro más de 2 km de recorrido entre subidas y bajadas que se hicieron muy llevaderos gracias a que la tarde invitaba a disfrutar de la puesta de sol y, por supuesto, a la inestimable compañía de los miembros de Protección Civil, que sirvieron algún refrigerio que otro. Llegaron a la meta todos los que tomaron la salida y al final una niña se llevó el premio de la bicicleta que donaba Recuperaciones Alcarreñas, empresa familiar ligada a Yebes.

El grueso de los actos vespertinos se trasladó ayer a Valdeluz. Primero, con la disputa de un amplio muestrario de juegos tradicionales, de esos de los de toda la vida, que organizaban las entusiastas chicas de la Peña ‘BSF’ en el Parque de la Paz y los Derechos Humanos. El correcorre que te pillo con globos de agua, carreras de sacos, el limbo, la gallinita ciega con chocolate… Al final incluso algún que otro adulto se apuntó a la diversión. Las pruebas se desarrollaron bajo la atenta y nostálgica mirada de las madres y padres, que a buen seguro rescataron muchos momentos de su infancia.

Antes del atardecer, la actividad física y mental se hacía un hueco en el programa con sendas sesiones de pilates y de ciclo outdoor a cargo del gimnasio Sportland. Las bicicletas estáticas tomaron la Plaza de la Encina en una exhibición solo apta para los apasionados de los pedales. A continuación, una de las praderas del parque central de Valdeluz servía de improvisado escenario para la realización de ejercicios de relajación y estiramientos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.