F2015S22

El CDM ‘Valdeluz’ fue en la jornada del sábado un hervidero de jugadores que iban y venían en los diferentes torneos, desde el baloncesto y fútbol-sala al pádel y fútbol chapas


Una de las emociones que une a grandes y pequeños es la diversión. Así quedó patente en la fiesta de la espuma que tuvo lugar en el Parque de la Paz y los Derechos Humanos. Solo había que ver las caras de expectación de las niñas y niños a la espera de ver salir el chorro por la boca del cañón. Y con el jabón y las pompas se desató el alboroto y la locura. ¡Cómo resistirse! Entre la espesura se mezclaron padres e hijas, madres e hijos, que se lo pasaron en grande. Y desde allí a los hinchables acuáticos, a un tiro de piedra. Para lanzarse por la sorprendente rampa de más de 10 metros de altura que terminaba en un buen chapuzón. Con una versión mini para los más pequeños.

A primera hora de la mañana, la actividad en el Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’ era frenética. Con los torneos de baloncesto, fútbol-sala y pádel, que congregaron a más de un centenar largo de jugadores en las distintas modalidades. Canastas, goles y raquetazos a porrillo. La participación superó con creces la cifra de ediciones anteriores y en la grada se congregaron los espectadores para comprobar que el verano había pasado factura a más de uno. Los participantes derrocharon ganas y convirtieron cada uno de los partidos en una fiesta del deporte cuya organización corrió a cargo un año más de la Asociación Salud Deporte y Formación de Guadalajara y el Corredor del Henares y el gimnasio Sportland.

Mientras en la pista se sudaba la gota gorda, en una de las salas del primer piso del CDM Valdeluz se disputaba el Torneo de fútbol chapas, pasión y diversión sobre la moqueta de un hobby que engancha. El fútbol chapas cuenta con su propia federación, reúne a una treintena de clubes que participan en la liguilla que se juega en toda España y mueve a un sinfín de adeptos. Sin ir más lejos, un ilustre vecino de Yebes es el vigente campeón de Castilla-La Mancha. Es David Ruiz Remón, que además fue el triunfador del Máster de Madrid. Sobre el tapete, los frikis de este deporte hacen auténticas maravillas. Con remates, estrategias y hábiles maniobras. Más de uno se quedó con la boca abierta.

Entretanto, las calles de Valdeluz eran tomadas por un improvisado tren rodante que transportaba en cada viaje a los pasajeros en vagones atestados y caras sonrientes. A la misma hora, las chicas y chicos de la batukada ‘Ejército de Samba Reggae’ de la Escuela Fortaleza trasladaron los rítmicos sonidos de Brasil a las principales vías de Valdeluz. Surdos, repeniques, cajas y timbales golpeados al compás con baquetas y mazas que invitaban a los transeúntes a detenerse o a seguir el baile. Minutos antes, desde la biblioteca municipal se daba la salida al tradicional Rally Fotográfico con más de una docena de participantes. Cámaras en ristre, se les pudo ver a lo largo de la jornada en las diferentes actividades festivas.

La tarde daba comienzo en la biblioteca de Valdeluz con un reñido torneo de ajedrez que convocó a cerca de medio centenar de jugadores. Reinas, peones y alfiles sobre el tablero que enfrentaban a ajedrecistas de todas las edades. A renglón seguido, la animación se trasladaba al coso de la Plaza de la Iglesia de Yebes para asistir a un Gran Prix de lo más divertido. Carreras, saltos y caídas para todos los gustos que llevaron la carcajada al graderío. Pero fue salir la vaquilla y las risas se transformaron en sobresaltos y riesgo. En una embestida la res incluso reventó el hinchable lleno de agua en el que se refugiaban los corredores. Al final todo quedó en un susto y el público y los jugadores se lo pasaron en grande. ¡Qué siga la fiesta!

Ya entrada la noche, el ambiente se concentraba en la explanada de la Avenida del Asteroide Yebes de Valdeluz para asistir a los conciertos de Celtas Cortos. Puesto que la banda vallisoletana mereció una crónica aparte, haremos un aparte con la actuación de ‘Complejo de Electra’. Sobre el escenario, Txatxe Sáceda, Rubén Ruiz, Eduardo Viejo, Roberto Ruiz, Antonio Box y Dani Iraberri desplegaron un directo limpio y melódico en el que cada instrumento suena a lo que es. Sin estridencias ni reclamos. El público sabía a lo que iba: a escuchar letras de largo recorrido y a deleitarse con un sonido auténtico y de estilo propio. ¿Quién dijo que el rock alternativo es más de lo mismo? Visto lo visto, estos chicos se merecen estar en el Dcode 2015. ¿Ya les ha apoyado con tu voto? ¡¡A qué esperas!!

Tras la banda de ‘Cifu’ y ya de madrugada, el escenario cambiaba de argumento por tercera vez en apenas tres horas para dar paso a Javier Montero, que compartió su show Ibiza Party con multitud de jóvenes. A los mandos de los platos, el Deejay y Producer nacido en Guadalajara llevó a Valdeluz los temazos más escuchados en las discotecas y fiestas ibicencas. Música electrónica en estado puro para poner el broche de oro a una noche irrepetible.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.