NdP 29 01 2018

El Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía han preparado un atractivo y variado programa que incluye media docena de sesiones gratuitas, que acabarán en agosto con dos días para ver las Perseidas


Las diferencias entre mes sideral y sinódico, el movimiento de libración y sus tipos, las distancias en apogeo y perigeo o las fases de gibosa menguante y creciente. Son algunas de las incógnitas que se despejarán en la observación astronómica del sábado 24 de febrero. Es la primera de las citas que el Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía convocan en este 2018 y que el pasado año reunió a más de 1.500 personas que, en compañía de AstroYebes, quisieron conocer y disfrutar de los objetos, fenómenos, maravillas y secretos que esconde el Universo. Completamente gratuita, estas concentraciones para explorar la bóveda celeste están dirigidas, sobre todo, a familias, aficionados al mundo de la astronomía y profanos en la materia. “Nuestra intención no es competir con otras ofertas más técnicas y especializadas, sino dar a conocer y poner al alcance del público una afición que cada vez se está popularizando más”, reconoce Miguel Cócera, alcalde de Yebes.

En esta primera observación casi todo el protagonismo lo acaparará la Luna, que esa noche estará en cuarto creciente, una posición inmejorable para apreciar los cráteres, planicies, montes y valles a través del terminador, esa franja que separa la zona iluminada de la oscurecida. Que permite que la luz rasante del Sol proyecte las sombras alargadas de esos accidentes geográficos sobre la superficie lunar y, de esa forma, apreciar con más nitidez los relieves. Será también un momento favorable para apreciar en toda su magnitud algunos de los objetos más singulares del firmamento. Como la nebulosa de Orión o la galaxia de Andrómeda, visibles a simple vista y que estarán en una perspectiva idónea para su contemplación. Los participantes en la convocatoria del mes de febrero también tendrán la oportunidad de aprender a orientarse en la naturaleza mediante la identificación de algunas de las figuras geométricas y enfilaciones que se pueden reconocer en el cielo.

El Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía han preparado un variado programa para satisfacer todos los paladares. Que incluye media docena de sesiones entre febrero y agosto, que tendrán como colofón la lluvia de estrellas por antonomasia. Aunque no es la más intensa del año, las Perseidas de agosto sí es la más popular al coincidir con la época estival. Para evitar la aglomeración del pasado año, en esta edición se dedicarán dos días a las conocidas como ‘lágrimas de San Lorenzo’. “El año pasado nos vimos desbordados por la afluencia masiva de más de medio millar de personas, que abarrotaron la explanada del punto de observación; así que este año el público podrá elegir entre dos fechas”, explica Cócera. El momento álgido de esta precipitación de estrellas fugaces será en la noche del domingo 13 al lunes 14. “Quienes no tengan la posibilidad de contemplar este espectáculo en ese instanete, podrán hacerlo la noche de antes”, detallan desde AstroYebes.

Galaxias, cúmulos abiertos y globulares o nebulosas. Pero también el rastreo de la Estación Espacial Internacional en su tránsito orbital alrededor de la Tierra o de los satélites de comunicaciones Iridium, que giran alrededor de nuestro planeta a una distancia de 700 kilómetros. La oferta de AstroYebes para esta temporada es “tan sugerente como didáctica”, ya que los niños podrán identificar a través de los telescopios y con sus propios ojos los objetos celestes del Sistema Solar que estudian en las aulas, como planetas, estrellas y constelaciones. Aunque julio será el único mes sin programación, con toda probabilidad desde AstroYebes se hará una convocatoria exclusiva. Porque el viernes 27 de julio se producirá un eclipse lunar total que se podrá ver desde España, un espectáculo que “hacía muchos años que no contemplábamos desde nuestro país”.

Las observaciones nocturnas de febrero y marzo se prolongarán desde las nueve hasta las once de la noche, por aquello de que en esa franja horaria las temperaturas invernales aún son soportables. No obstante, desde el Ayuntamiento de Yebes y el Aula de Astronomía se recomienda acudir bien pertrechados con ropa de abrigo e incluso con algún caldo caliente para combatir el frío. Puesto que esta actividad es gratuita, no es necesario reservar con antelación. “Basta con acudir al lugar y la hora indicados preparados para pasar una noche mágica oteando el cielo del hemisferio norte en compañía de las estrellas”, resume el alcalde de Yebes.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s