NP 21 08 2017

En esta quinta temporada, AstroYebes ha recibido a 6.732 personas, un 2,5% más que el pasado año, con cifras nunca alcanzadas en cuanto a turnos, visitas de fin de semana y sesiones de la Escuela de Cohetes


Un total de 6.732 personas pasaron por el Aula Municipal de Astronomía de Yebes en esta temporada 2016-2017. A lo largo de nueve meses, de octubre a julio, con una media de casi 750 visitantes al mes. Lo que significa que desde que en el otoño de 2012 se inauguró el programa de visitas, la asistencia acumulada en estos cinco años supera los 25.000 visitantes. Hasta situarse en 26.397 personas, “una afluencia magnífica que ni por asomo estaba en nuestros mejores pronósticos cuando comenzamos esta aventura”, que ha convertido al Observatorio de Yebes en uno de los destinos predilectos del denominado ‘Astroturismo’ en la zona centro de nuestro país. Esta cifra representa un incremento del 2,5% con respecto al pasado año, cuanto se contabilizaron 6.566 visitas, un crecimiento exponencial que está condicionado por las limitaciones del aula, “cuya capacidad se reduce a un máximo de 35 plazas por sesión debido a las dimensiones del planetario”, enfatiza Miguel Cócera, alcalde de Yebes.

En estos nueve meses se han contabilizado 187 turnos de visitas, con una media de casi 21 recepciones mensuales. “Un hito loable teniendo en cuenta que las visitas se redujeron más de un 30% en los meses de enero y febrero, mientras que en julio se cierra de lunes a viernes”, puntualiza el edil. Precisamente, la apertura en domingo del Aula de Astronomía de Yebes mediante el sistema de acceso libre ha sido una de las novedades de este año, “una atractiva oferta que ha contado con el favor del público”. De hecho, las visitas de fin de semana ya alcanzan el 27,2% del total. Pero si hay una actividad en la que se han batido todos los registros de participación esa ha sido la Escuela de Cohetes, con 18 sesiones y 537 inscritos que confeccionaron y lanzaron 270 artefactos, “lo que confirma que estamos ante una de las propuestas que más interés suscita entre los visitantes, que en muchos casos repiten la experiencia”. Cócera recuerda que la de Yebes es la única escuela de cohetes de agua que funciona en España.

Por lo que respecta a la comunidad educativa, que es la principal destinataria del programa de visitas de AstroYebes ya que de lunes a viernes se reserva en exclusiva a colegios, institutos y universidades, los escolares de Primaria se situaron a la cabeza con un porcentaje del 46,6% del total. Por delante de los de Infantil, que representaron el 36,1%, y de los alumnos de Educación Secundaria, que sumaron el 10,4%. De forma testimonial, los estudiantes de Bachillerato se quedaron en el 4,8%, mientras que los universitarios alcanzaron el 2,1% del total. Con un 53,2%, diecisiete puntos menos que en el primer año, los centros educativos de la provincia de Guadalajara siguen acaparando el grueso de las reservas, mientras que se ha disparado el interés de los centros de enseñanza de la Comunidad de Madrid. Así, por AstroYebes han desfilado este año escolares de El Casar, Azuqueca de Henares, Mondéjar, Horche, Pozo de Guadalajara, Pioz, Cabanillas del Campo, Guadalajara, Sigüenza o Villanueva de la Torre. Pero también colegios de localidades madrileñas como Torres de la Alameda, Anchuelo, Villalbilla, Alcalá de Henares, Valdeavero, la propia Madrid o Torrejón de Ardoz. “Se nota el trabajo de promoción que estamos llevando a cabo en los dos tramos del Corredor del Henares”, asegura el alcalde de Yebes.

Si algo ha mejorado la alianza que mantienen el Ayuntamiento de Yebes y el observatorio que se ubica en el municipio es la dimensión de servicio público de este centro y, sobre todo, la mayor visibilidad de una instalación investigadora y de desarrollo de cara a la sociedad. “Estamos muy orgullosos de haber tenido la oportunidad de divulgar la excelente labor de un centro científico de primer nivel y, lo que es más importante, demostrar con hechos que la ciencia y la astronomía pueden ser entretenidas para los escolares y el gran público”, argumenta Miguel Cócera. Y es que el vínculo que el Observatorio tiene hoy con el municipio de Yebes es más sólido que nunca. “Es inconcebible pensar que lo que hoy se hace aquí se podría trasladar mañana a otro sitio. Así que no es extraño que esta imperecedera relación haya sido capaz de generar sinergias tan meritorias”, dice el alcalde. Como Expoastronómica, la única feria dedicada a la divulgación de la astronomía que se celebra en España; los campamentos científicos de verano, por los que cada año pasan 80 niños, o las observaciones nocturnas del bosque de Valdenazar, un nuevo recurso útil de AstroYebes que en esta primera temporada ha sumado más de 1.400 participantes.

AstroYebes iniciará la sexta temporada consecutiva el próximo mes de octubre. Con el reto de seguir aumentando los balances de participación, “que cada año que pasa es más difícil”, e introduciendo importantes novedades, “para no caer en la monotonía ni la autocomplacencia”. Porque como le gusta explicitar al alcalde, el Observatorio ha dado prestigio y reconocimiento mundiales a Yebes entre la comunidad científica en el apartado investigador, “pero no hay que desdeñar a aquellos que están más cerca y tienen inquietud por aprender y conocer”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s