La principal novedad de esta quinta edición es la implementación de las nuevas tecnologías con la plataforma de gamificación ClassDojo que permitirá a bibliotecas, profesores y padres seguir la evolución de los participantes


‘¡¡Un malvado villano se ha apoderado de un precioso mineral líquido que puede ser, en las manos inadecuadas, un arma letal capaz de destruir la galaxia y el Universo entero!! Buscamos a unos valientes astronautas lectores que, a través de la imaginación, la audacia y la cooperación combatan a este enemigo y recuperen el preciado objeto’. Así empieza la aventura que están a punto de emprender las niñas y niños de Yebes y Valdeluz con el programa de animación a la lectura ‘Astronautas lectores’. Que en la quinta edición llega cargado de novedades. Por primera vez, los participantes deberán elegir un avatar entre los seis tripulantes de la nave que tiene encomendada la misión. Y estarán interconectados por Skype y a través de una plataforma de gestión. “Este año hemos dado un salto considerable pues de trabajar de manera endogámica en nuestro municipio pasamos a hacerlo de forma cooperativa con Robledo de Chavela”, explica Juan Antonio Perojo, concejal de Cultura.

¿Y por qué esta localidad madrileña? Yebes y Robledo de Chavela coinciden en muchos aspectos: una población similar, dos bibliotecas dinámicas y un número casi equivalente de alumnos de Primaria. Y lo mejor, son ayuntamientos que han hecho de la divulgación astronómica y el conocimiento del universo una de sus señas de identidad. Este proyecto cooperativo de fomento de la lectura se presentaba ayer de forma simultánea en los colegios públicos de ambos municipios. “La campaña está dirigida al 100% de los escolares y calculamos a ojo de buen cubero que el público objetivo puede estar en torno a los 700 niños entre las dos localidades”, dice Álvaro Pérez, bibliotecario de Yebes y Valdeluz e impulsor de este proyecto. La implementación de nuevas tecnologías, el desarrollo cooperativo con otro municipio y la puesta en valor del trabajo de padres y profesores han sido determinantes para que aparezca en el portal de la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha como ejemplo de buenas prácticas.

La base de esta campaña sigue siendo la tradicional cartilla de animación a la lectura que está basada en recompensas y premios. Cuando el usuario acude a sacar libros en préstamo, una vez que lo ha devuelto se le sella el cuadernillo. Con seis libros consigue una misión, obtiene un obsequio a modo de gratificación y el objetivo es completas las seis misiones. Que hacen un total de 36 libros a lo largo del año a los que hay que sumar uno más, que es la última y más complicada misión. “Los resultados de años anteriores nos permiten ser más ambiciosos con el nuevo formato. Nos movemos en márgenes de unos 200 usuarios que inician el proyecto, de los que medio centenar logran completar la cartilla, lo que no es un mal porcentaje”, valora el bibliotecario. Lo que se observa es mucha discriminación entre cursos: mayor implicación en los primeros e inferior en los superiores debido a que tienen más carga de trabajo lectivo. De ahí que este año se haya decidido de acuerdo con los profesores que los libros de lectura obligatoria contarán para el proyecto.

¿Qué tiene de ingrediente innovador esta campaña? Sin duda, el empleo de las nuevas tecnologías. El hecho de cooperar con otro municipio situado a 130 kilómetros de Yebes y Valdeluz obliga a incorporar una forma de comunicación sencilla, testada y gratuita que dé cobertura perfecta a los participantes y se adapte a la temática. Requisitos que reúne la plataforma de gamificación en el aula ClassDojo. “Nos pusimos en contacto con sus creadores en Estados Unidos para exponerles la idea y se mostraron encantados”, detalla el concejal de Cultura. Con ayuda de esta herramienta, bibliotecas, profesores, padres y participantes en el proyecto estarán interconectados y recibirán puntual información sobre lo que dice o le cuentan al niño, cómo evoluciona su personaje o qué imágenes o vídeos recibe de los responsables de la campaña.

Un proyecto lector que incluye otras novedades como las reuniones trimestrales por Skype entre las tripulaciones intermunicipales para contrastar los resultados y dos excursiones de los participantes a cada municipio para compartir una jornada de convivencia. Pero también sesiones de juegos de mesa temáticos de astronomía, narración oral y divulgación científica astronómica. “Con este despliegue logístico, de dinámicas y temáticas, era fundamental que resolviésemos la campaña de una manera adecuada”, enfatiza Álvaro Pérez. Mediante el vínculo generado entre el trabajo cooperativo y de los padres, las tripulaciones llegan a la ‘batalla final’, donde tendrán que enfrentarse al malvado villano y recuperar así el preciado mineral líquido. Una vez que las naves accedan al portal habilitado con ayuda de sus progenitores, que también tendrán que implicarse en las lecturas, entrarán en un ambiente épico. Ese acceso se realiza a través de una clave, que se facilita una vez que la tripulación consiga las seis misiones de la cartilla. Lo que les permitirá visionar un video exclusivo que resolverá la batalla épica final. Así de apasionante, original y divertida es la campaña ‘Astronautas lectores’ 2018-2019 de Yebes y Valdeluz y Robledo de Chavela. ¡¡Qué la fuerza os acompañe, chicos!!

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s