No es necesario inscribirse previamente, se trata de una actividad completamente gratuita y solo hay que acudir a la hora indicada al punto de encuentro, junto al campo de golf de Valdeluz, para disfrutar del espectáculo


El Mar de la Fertilidad, el de la Crisis, el Mar de la Tranquilidad donde alunizó el Apolo 11 en 1969, el de los Vapores, el Mar de la Serenidad o la Bahía del Medio. Son algunos de los accidentes geográficos de la Luna que se podrán contemplar este sábado con ayuda de los telescopios y prismáticos desde el bosque de Valdenazar en la observación astronómica de febrero, que será la primera de 2018. Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía organizan estas salidas nocturnas de carácter gratuito que se dirigen a aficionados y profanos de esta ciencia, familias y público en general. En total serán ocho sesiones, dos más que el año pasado, ya que habrá un par de convocatorias en agosto para disfrutar de las Perseidas, y una extraordinaria el 27 de julio para asistir al eclipse total lunar, que se podrá ver desde nuestro país en toda su plenitud.

Como en la edición anterior, esta sesión inaugural estará dedicada casi de manera monográfica a la Luna, que sigue siendo para muchos un astro fascinante y enigmático. Ese día, nuestro satélite natural acabará de estrenar la fase creciente, un momento inmejorable para observar algunos de los detalles más sobresalientes de la superficie lunar. Sobre todo, en la franja del terminador, que es esa zona que delimita la parte iluminada de la oscura y que esa noche atravesará el espectacular cráter de Platón. Es ahí donde se pueden distinguir los mayores contrastes y las imágenes más espectaculares. “Las luces y sombras que se proyectan en este sector permiten apreciar los diferentes accidentes de la Luna, la profundidad de los cráteres y la altura de las montañas”, apuntan desde AstroYebes. Al ser un objeto sumamente brillante, los telescopios pueden montar grandes aumentos para apreciar con absoluta nitidez las planicies y los cráteres de impacto causados por asteroides y meteoritos.

Pero esa noche del sábado la bóveda celeste también tendrá reservadas unas cuantas sorpresas a los participantes. Algunas de esas maravillas se podrán ver en la constelación de Géminis, que esconde dos espectaculares cúmulos abiertos y la nebulosa del Esquimal, que se originó tras la muerte de una estrella gigante roja similar al Sol. En Cáncer espera el cúmulo del Pesebre, una aglomeración de más de 80 estrellas que supera los 600 años de vida, y el cúmulo abierto M67, uno de los más antiguos del Universo formado por más de 500 estrellas nacidas hace 4.600 millones de años. Al estar en una posición muy elevada, serán visibles tres de las mejores galaxias que contiene la Osa Mayor: las de Bode (M81), el Cigarro (M82) y el Molinete (M101). Otro de los retos de esa noche será descubrir en el cielo a Urano como un punto diminuto de luz situado a más de 2.870 millones de kilómetros; desde el martes, el gigante helado se ha situado a unos pocos grados celestes de separación del disco lunar.

Desde que el 11 de agosto de 2016 se inauguró el Punto de Observación Astronómica del bosque de Valdenazar, más de 1.500 personas se han animado a explorar los objetos más característicos de los cielos del hemisferio norte desde este enclave privilegiado, situado a casi 930 metros de altitud sobre el nivel del mar. “Si algo ha conseguido AstroYebes con estas actividades al aire libre es despertar la curiosidad del público y, sobre todo, llamar la atención de los niños, que en Valdenazar hacen visible lo que han aprendido en las aulas”, manifiestan desde el Aula Municipal de Astronomía de Yebes. Esta es una de las sinergias que el Ayuntamiento ha generado con la marca #municipioestrella y que ya cuenta con un público fiel. “Ni queremos rivalizar con otras ofertas de este tipo ni emular las observaciones más técnicas; en Valdenazar el público encuentra entretenimiento, aprendizaje e inquietud por saber, de ahí que sea una convocatoria tan popular”, valora Miguel Cócera, alcalde de Yebes.

El pronóstico meteorológico es favorable, ya que se anuncian cielos completamente despejados para la noche del sábado, con una ligera brisa de fondo. Al inicio de la observación habrá una temperatura cercana a 2º C, así que AstroYebes recomienda a los asistentes que acudan a Valdenazar con ropa de abrigo (guantes, bufandas, gorros, calcetines gruesos, etc) para combatir esa climatología adversa. Como en anteriores ocasiones, el Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía invitan a aquellos que tengan sus propios telescopios y prismáticos a sumarse a esta ‘fiesta de las estrellas’. 

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s