Ndp 25 01 2018a

Se ampliaron y mejoraron las infraestructuras y servicios, que tuvieron el paradigma en el traslado de la Escuela Infantil a las instalaciones del centro, el estreno de la pista de atletismo o el arreglo del camino del cementerio


“El colofón a dos años de abandono y otros dos de difíciles gestiones que garantiza las necesidades educativas para los alumnos de Infantil y Primaria del municipio en unas instalaciones modélicas que los vecinos y el Gobierno municipal hemos recuperado para la causa para la que fueron concebidas”. Es la valoración que hace Miguel Cócera del que, sin lugar a dudas, ha sido el acontecimiento de 2017, que ponía fin a cuatro años sin escolarización que habían convertido a Yebes en el municipio de mayor población de España sin centro educativo propio. El alcalde cree que la puesta en marcha del colegio público de Yebes y Valdeluz supone “un punto de inflexión” en el desarrollo presente y futuro de esta localidad. “Disponer de un servicio básico como es la educación nos sitúa en una posición de privilegio y competitividad para encarar los años venideros con confianza”, opina Cócera.

De esta forma, el Ayuntamiento de Yebes despejó las incógnitas que se cernían sobre un problema que el Gobierno de Castilla-La Mancha presidido por Emiliano García-Page se comprometió a resolver de una vez por todas tras años de olvido. El alcalde recuerda que esta travesía “no ha sido un camino de rosas”, sino que ha estado plagada de “dificultades, traiciones y zancadillas” porque hubo quien estuba dispuesto a torpedear el logro de tener el ansiado colegio. “Fueron los mismos que pudieron resolver este inconveniente mucho antes y prefirieron mirar para otro lado”, recuerda Cócera. Este ha sido un “proceso imparable” que ha permitido recuperar para el municipio “unas instalaciones únicas y ejemplares” que se encontraban abandonadas y sometidas al expolio y el vandalismo. Hoy, casi dos centenares de escolares disfrutan de un edificio que es un “referente para la comunidad educativa” y que “satisface plenamente” a las madres y padres del municipio. “Los vecinos saben lo que hemos luchado y porfiado para sacar adelante este proyecto, que es un éxito de todos”, sentencia.

Pero 2017 también ha sido el año de la mejora y ampliación de las infraestructuras y servicios. Que han tenido el paradigma en el traslado de la Escuela Infantil Municipal a las instalaciones del colegio, lo que ha permitido triplicar la capacidad hasta 82 plazas y multiplicar por cinco la superficie. Y con el estreno de la pista de atletismo del CDM Valdeluz, que este año acogerá los campeonatos provincial y regional en los meses de abril y mayo, y el acondicionamiento del camino que conduce al cementerio municipal. Otra de las actuaciones sobresalientes fue la renovación de parte del alumbrado público de Valdeluz con la instalación de luminarias LED en la avenida principal, que ha supuesto un importante ahorro en los consumos. O el arreglo de la fuente de los Cuatro Caños de Yebes, que ha recuperado el volumen de caudal que manaba hace años. En el pueblo también se ha acometido una obra decisiva, que ha supuesto la renovación de un tramo de tubería de 240 metros que ha mejorado de forma sustancial el abastecimiento de agua potable en las viviendas situadas en la parte baja del pueblo. Pero también la recuperación de la fuente de la Ventanilla, que había permanecido oculta durante años.

Las políticas de empleo fueron de nuevo otro de los ejes fundamentales del Gobierno municipal. Que se tradujo en la convocatoria de diversos programas destinados a los desempleados, que permitieron la contratación de 16 personas. Con ayuda de estas iniciativas, se logró recuperar una de las mejores zonas verdes del municipio, que es el parque ‘Federico García Lorca’ de Valdeluz. En 2017 también se resolvió un problema de equipamiento que venía arrastrándose desde hacía varios años. Que se había producido como consecuencia del hundimiento de los estribos de uno de los puentes de Valdeluz que atraviesa la vía de Alta Velocidad. En 2017 hubo muchos motivos para celebrar la gestión municipal; por ejemplo, con el galardón que el Gobierno regional concedió al proyecto del bosque de Valdenazar en el I Premio Regional de Medio Ambiente. O la obtención de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para el refugio antiaéreo de la Guerra Civil sito en las proximidades del Sanatorio de Alcohete.

Después de seis años consecutivos, el Ayuntamiento de Yebes consideró que en 2017 había llegado el momento de cambiar el modelo festivo en Valdeluz. Con unas fiestas mucho más locales y hechas por y para los de aquí. En las que las peñas tuvieron un papel determinante y que con su implicación y buen hacer supieron estar a la altura de las circunstancias. La ‘Folkenstein Fest’ sirvió de aperitivo a una semana grande que congregó a cientos de personas en las calles y con una ambientación asombrosa en Valdeluz. Y es que 2017 también fue una añada que invitó a echarse a la calle. Razones hubo para todos los gustos. Como el Bicicuento, que congregó a un pelotón con más de 120 ciclistas; las mejores competiciones de CrossFit amateur de España en el polideportivo, las exhibiciones de Street Workout y Parkour a cargo de nuestros jóvenes, las actividades de concienciación ambiental de Valdenazar o los talleres de personas mayores.

Pero si de algo ha servido este 2017 al que hemos dicho adiós fue para sentar las bases de algunos de los servicios más demandados por los vecinos de Yebes y Valdeluz. Que se harán realidad a lo largo de este año. Como la incorporación del municipio al Plan ASTRA, que traerá más frecuencias y autobuses a Yebes y Valdeluz. O la ampliación de la fibra óptica a través del Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA). Pero también con la instalación de un sistema informático en la red de riego de parques y jardines que ahorrará un 30% de agua. O para seguir dando visibilidad a la falta de trenes Avant en la estación de AVE Guadalajara-Yebes, que este año estrenará parada de bus después de que esta línea fuera eliminada de un plumazo hace más de cinco años. Este municipio contará en 2018 con 3’9 millones de euros de presupuesto y un nivel de inversiones como nunca antes se había conocido. Con más de 640.000 € destinados a este capítulo que van a servir para “adecuar los servicios e infraestructuras a las necesidades que demanda una población que este año se dispone a alcanzar el umbral de los 4.000 habitantes”, valora el alcalde Miguel Cócera.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s