Yebes

El Pleno aprueba la actualización de los valores catastrales, que bajará un 18% el Impuesto de Bienes Inmuebles y la modificación del tipo de gravamen de este mismo tributo del 0,45% al 0,55%


Yebes mantendrá inalterable el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles con el objetivo de consolidar el nivel de los servicios que presta hoy y ampliarlos en un futuro. La pasada semana, el Pleno aprobó la actualización del coeficiente que regula los valores catastrales en el municipio según lo previsto en la Ley del Catastro Inmobiliario. En abril la Gerencia Territorial del Catastro ofreció esa posibilidad al Ayuntamiento y cuatro meses después el actual Gobierno municipal aceptaba la propuesta. En virtud de este reajuste, con fecha 1 de enero de 2016 el IBI experimentará una bajada del 18% dado que este impuesto estaba sobredimensionado en la ponencia al mantener vigentes los criterios que fijaron los valores catastrales en 2006, que no se corresponden con los actuales valores de mercado.

Esa notable reducción tendrá repercusión directa en la fiscalidad para los propietarios de inmuebles rústicos y urbanos. La primera ventaja será en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas ya que el contribuyente podrá declarar una menor base imponible si tiene dado de alta el piso o vivienda de Yebes y Valdeluz como segunda residencia, por el que a partir del año que viene tributará un 18% menos que hasta ahora. Esa bajada también se podrá aplicar en la base imponible que debe reflejarse en el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales, sucesiones y donaciones. Por último, ese descenso catastral incidirá en las plusvalías municipales que el Ayuntamiento aplica en el valor catastral del suelo y que a partir de 2016 disminuirán de manera automática en ese mismo porcentaje.

Para equilibrar esa disminución del IBI y no poner en riesgo la viabilidad de la Tesorería municipal, el Pleno aprobó la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles en lo que respecta al tipo de gravamen, desde el 0,45% actual al 0,55%. Miguel Cócera insistió en que esta decisión no se dejará sentir en los recibos de este impuesto. “En ningún caso se va a subir el IBI, como la oposición intenta hacer creer de forma irresponsable a los ciudadanos”, advierte el alcalde de Yebes. Admite que “nos hubiera gustado que esa rebaja hubiera sido efectiva”, pero aseguró que hoy por hoy las arcas municipales no pueden renunciar al ingreso de casi 450.000 euros anuales, que es lo que supondrá la aplicación de esa medida, “sin que se vean mermados los servicios y equipamientos de los que en estos momentos se benefician los ciudadanos de Yebes y Valdeluz”.

Esta circunstancia es fácilmente entendible a la vista del padrón fiscal del municipio de Yebes. Este año la diferencia entre la base imponible y la base liquidable ha sido de 550.785.279,89 euros, a la que le corresponde una cuota tributaria de 2.478.535,57 €. Con la entrada en vigor a partir del año que viene de la rebaja del 18% del valor catastral, la diferencia entre ambas bases imponible y liquidable arrojará un saldo de 451.643.929 €, es decir, una reducción de 99,1 millones de euros. A la cantidad resultante le corresponde una cuota tributaria de 2.032.397,68 €, lo que significa que el Ayuntamiento verá reducido el presupuesto de 2016 en 446.137 euros. Para no ver aminorada esa cuota y compensar la caída de los ingresos ha sido necesario elevar el tipo de gravamen en un 0,10%, lo que resultará imperceptible para el bolsillo de los contribuyentes. “Entre otras cosas, porque no podemos incumplir la regla del techo de gasto que el ministro Cristóbal Montoro estableció en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que el Gobierno del PP aprobó en 2012”, subraya Cócera.

Además de estar obligados a mantener los criterios fijados en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el Ayuntamiento de Yebes esgrime otras razones para adecuar el tipo de gravamen. La falta de empresas de envergadura hace que en este municipio solo rija el tipo residencial  del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, lo que impide la aplicación de los tipos especiales prevista en la ley para contrarrestar la bajada en el IBI para los vecinos y pequeños contribuyentes con una subida en el tipo industrial y, de ese modo, no infringir la Ley 2/2012 de Montoro. El Gobierno municipal también ha querido ser previsor ante la posibilidad cierta de que se proceda a la apertura de un centro educativo público en Valdeluz. “El gasto de mantenimiento de las instalaciones, que no será barato, correrá por nuestra cuenta, por lo que hemos entendido que hoy por hoy no es recomendable valorar una reducción de la cuota tributaria”, puntualiza el alcalde de Yebes.

Este servicio educativo no es el único que tiene previsto poner en marcha el Ayuntamiento de Yebes en los próximos años. “Necesitamos encontrar nuevas fuentes de financiación que nos permitan generar un nivel de servicios y dotaciones acordes a la carga impositiva que soportan los vecinos”, advirtió Miguel Cócera en el Pleno, para añadir que el Gobierno municipal “está trabajando en esa dirección”. El equipo de Gobierno es de la opinión que de tener que detraer casi medio millón de euros de los presupuestos municipales a partir de 2016, se tendrían que recortar servicios básicos que con toda probabilidad generarían peores condiciones de vida en el municipio, por lo que ese ahorro en el recibo del IBI no sería una compensación porque “a la larga crearía un circulo de insatisfacción que devaluaría las expectativas de la ciudadanía, sobre todo, de los nuevos vecinos”.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s