NP 01 12 2015

El precio de adjudicación es de apenas 30 euros al mes para que no sea un inconveniente a la hora de garantizar la continuidad de este servicio público, que es básico para los vecinos que residen todo el año


Dos meses después de que se extinguiese la relación con la beneficiaria, el Ayuntamiento de Yebes ha vuelto a sacar a licitación la adjudicación del contrato administrativo para la explotación del local público para tienda de alimentos de primera necesidad y envasados del pueblo. Este establecimiento se ubica en los bajos de la nave municipal que está situada en el Camino de la Ermita, cuyo contrato tiene un plazo de vigencia de dos años, prorrogables hasta un máximo de cuatro. El pasado viernes el Boletín Oficial de la Provincia publicaba el anuncio de la convocatoria, que se regirá por procedimiento abierto y atenderá a la oferta económica más ventajosa, con diversos criterios de adjudicación como el canon mensual, la ampliación de horario de lunes a viernes o las mejoras que oferten los interesados en cuanto a la calidad de prestación del servicio.

Cuatro años después de que echase el cierre la última, en junio de 2013 el pueblo de Yebes volvía a tener tienda de alimentación a iniciativa del Ayuntamiento, que ha permanecido abierta al público más de dos años. El Gobierno municipal quiere que este negocio se consolide en manos de un vecino, “que conozca la realidad del pueblo y sea consciente de que este establecimiento debe funcionar más como un servicio que un oficio”, opina Miguel Cócera. Este proyecto fue concebido para dar respuesta a la necesidad de ofrecer un servicio de comercio minorista a la población que reside en el casco urbano durante todo el año para, de ese modo, “evitar los incomodos desplazamientos a Horche e incluso la capital para adquirir productos de primera necesidad sin tener que coger el coche”. Hace un par de años se presentaron tres ofertas y la concesión recayó en una joven del vecino pueblo de Valdarachas.

El valor estimado del contrato asciende a 1.440 euros durante los cuatro años de vigencia del contrato, incluidas ambas prórrogas. En cuanto al importe del canon mínimo a abonar cada año, se ha fijado en 360 euros con una garantía exigida de 250 € es decir, apenas 30 euros al mes “para que el precio no sea un inconveniente a la hora de garantizar la continuidad del servicio”. Las ofertas se deberán presentar en el Ayuntamiento de Yebes o las oficinas municipales de Valdeluz antes de las dos de la tarde del próximo 11 de diciembre. Miguel Cócera espera que la tienda pueda reanudar la actividad antes de final de año, “para que los vecinos puedan disponer del servicio a partir de este invierno, que es el periodo menos rentable a nivel comercial pero el más útil y eficaz a la población”. El establecimiento cuenta con una superficie útil de unos 20 metros cuadrados, que se pueden distribuir de acuerdo a los intereses del adjudicatario.

El balance que hace el Ayuntamiento de Yebes de estos más de dos años de atención a la población es muy satisfactorio porque ha sido capaz de proporcionar un “servicio indispensable” que hasta ahora estaba desatendido “a las personas de mayor edad y a los residentes habituales”. Pan recién hecho, huevos, bebidas, verduras, azúcar, aceite, productos de higiene personal y limpieza o congelados, son algunos de los artículos básicos que se podrían adquirir en este establecimiento de comestibles. Además del bar del Centro Social, cuya concesión adjudicó el Ayuntamiento hace más de un año, el negocio comercial en Yebes se circunscribe a la farmacia y ahora este despacho de alimentación.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s