Con un vaso de dimensiones semiolímpicas de 25 m de longitud y capacidad para seis calles, funcionará como un servicio integrado y anexo al CDM ‘Valdeluz’, del que dependerá en cuanto a gestión, horarios, etc


 

Una piscina corta o semiolímpica de 25 metros de longitud y una anchura de 12,5 metros con capacidad para seis calles y un vaso de chapoteo para niños de hasta seis años.

Que dispondrá de dos vestuarios de amplias dimensiones y un tercero familiar, con una cafetería de más de 130 m2, cocina y botiquín. Y equipada con la maquinaria y tecnología necesarias para el correcto funcionamiento de los sistemas de climatización y deshidratación, con captadores solares en la cubierta para el caldeo. Así será la piscina climatizada de Valdeluz, el sexto recinto deportivo de estas características que se pondrá en servicio en la provincia de Guadalajara, que hoy ya cuenta con los complejos deportivos ‘Fuente de la Niña’ y ‘Huerta de Lara’ en Guadalajara, ‘García Fraguas’ en Marchamalo y ‘San Miguel’ en Azuqueca, a los que hay que añadir el Centro Acuático ‘Supera’ de la capital que es de gestión privada.

El edificio está prácticamente concluido dado que la génesis de este proyecto constructivo se remonta al verano de 2007. Una serie de problemas sobrevenidos durante los trabajos de construcción del colegio ‘Luz de Yebes’, unido a las quiebras del promotor y constructor, afectaron a la terminación del módulo deportivo, que quedó inconcluso. En 2009 las obras se paralizaron y, desde entonces y hasta 2017, las instalaciones han estado cerradas a cal y canto y sin uso. Este estado se agravó a partir de 2010 al producirse el abandono definitivo del recinto por parte de la entidad concesionaria, periodo que se prolongó hasta 2016. Como el edificio principal del colegio, la piscina cubierta también estuvo expuesta al saqueo y vandalismo, que se tradujo en la sustracción de los elementos más fácilmente desmontables. “Sería de necios renunciar a una instalación de este nivel, así que vamos a recuperarla para el uso y disfrute de los vecinos de Yebes y Valdeluz”, explica el alcalde Miguel Cócera.

El Ayuntamiento de Yebes ha reservado una primera partida de casi 50.000 € en los presupuestos de 2019 para la primera fase de este proyecto. Cuya finalidad será reparar, consolidar y dejar cerrado el edificio, lo que garantizará su seguridad, salubridad y ornamento. “Antes de meternos de lleno con la obra debemos asegurar la conservación de esta instalación y evitar que se siga deteriorando”, explica Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo. El Gobierno municipal es consciente de los gastos que genera un recinto deportivo de estas características, sobre todo, en lo que se refiere al mantenimiento. “Pero también sabemos que es un servicio que cuenta con una considerable demanda entre los vecinos de Yebes y Valdeluz”, asegura el alcalde, que recuerda las dificultades que esta práctica deportiva tiene en el Corredor del Henares debido a la saturación de usuarios que padecen las piscinas climatizadas. “Así que la piscina cubierta de Valdeluz contribuirá a descongestionar ese atasco y dará respuesta a las abundantes solicitudes de uso que existen en la actualidad”, explica Cócera.

Esta primera intervención se centrará en la limpieza general del pabellón de piscinas y vestuarios y la eliminación de los materiales dañados, enmohecidos y deteriorados. Además, se reconstruirán los trasdosados y aislamientos térmicos, así como la arqueta de bombeo, se reparará el muro cortina y las vidrieras vandalizadas, se instalarán puertas nuevas y se ejecutarán los trabajos eléctricos, de fontanería, protección contra incendios y seguridad. Por lo que respecta a la segunda fase, que se acometerá en 2020, consistirá en la puesta en funcionamiento de las piscinas y dependencias anexas, así como de las instalaciones de iluminación, ventilación, climatización, depuración y desinfección del agua. “Esta será sin duda la parte más compleja ya que hay que tener en cuenta el tiempo transcurrido desde el abandono del edificio hasta hoy y la adecuación de la construcción a los cambios normativos en cuanto a ahorro energético y eficacia de los diferentes sistemas, así como la recuperación de la energía existente y el empleo de las energías renovables”, apunta Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo.

Este edificio dedicado a la práctica de actividades deportivas de interior se localiza en la parcela del complejo educativo municipal. “Al igual que hemos hecho con el pabellón, vamos a ser respetuosos con el uso primigenio que iba a tener la piscina cubierta, así que los alumnos del colegio público ‘Jocelyn Bell’ también harán uso de ella”, asegura el alcalde de Yebes. No obstante, el recinto funcionará como un servicio integrado y anexo al Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’, del que dependerá en última instancia en cuanto a la gestión, horarios, etc.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s