Con el 64,2% del total, la comunidad educativa acapara la ocupación, por delante de las observaciones nocturnas (17,2%), la Escuela de Cohetes de agua (9,9%) y las visitas de fin de semana (8,7%)


Por primera vez se rozó el millar de visitantes en un mes con 984 visitas en mayo, cifra jamás alcanzada hasta ahora. Nada menos que 61 centros educativos distintos de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato pertenecientes a treinta municipios de la provincia de Guadalajara y la Comunidad de Madrid tomaron parte en el programa de visitas semanales, que sumó 151 turnos.

Con récord histórico para la Escuela de Cohetes de agua, la única de estas características que funciona en nuestro país, que completó hasta 26 sesiones con 822 participantes totales. Mientras que las visitas del fin de semana acumularon 721 personas y las observaciones nocturnas superaron los 1.400 asistentes, guarismos que nunca se habían conseguido en ambas actividades. Lo que hace un balance final de 8.225 participantes en las distintas actividades que están vinculadas al Aula Municipal de Astronomía de Yebes en la temporada 2017/2018, lo que representa un incremento porcentual del 22,3% con respecto al año anterior.

Unos números que no están al alcance de muchas instalaciones científicas de nuestro país que estén plenamente operativas, como es el caso del Observatorio de Yebes, emplazamiento que sirve de sede a AstroYebes y en el que se realizan la mayoría de estas acciones. Con un porcentaje de ocupación que supera el 90%, “algo que nos parecía impensable hace seis años cuando pusimos en marcha esta maravillosa aventura”, valora Miguel Cócera, alcalde de Yebes y principal impulsor de este proyecto. Un éxito incontestable que el Ayuntamiento de Yebes quiere compartir con el centro astronómico que hace más de 40 años se instaló en este municipio, “que en el otoño de 2012 se convirtió en cómplice y aliado de este plan y que nos ha dado todas las facilidades del mundo para llegar hasta aquí”. Hoy, la marca #municipioestrella que está asociada a AstroYebes es reconocida a nivel nacional y ha situado a esta localidad como uno de los principales destinos del denominado ‘astroturismo’.

Porque si hay alguien que ha entendido a la perfección la finalidad de este recurso divulgativo ha sido la comunidad educativa, que acapara el 64,2% de las visitas. “En AstroYebes el profesorado encuentra un complemento perfecto a la labor docente del aula y cuyos contenidos son asimilados con facilidad por los alumnos mediante el juego, la interacción y la diversión”, explica el alcalde de Yebes. De hecho, la mejor publicidad de este proyecto es el ‘boca a boca’, no solo entre los propios educadores sino también los visitantes. De ahí las dificultades para atender todas las peticiones que registra la Escuela de Cohetes de agua, “que nos obliga a desdoblar los turnos durante varios meses”. Este original, sorprendente y familiar taller de construcción de artefactos voladores, que despegan desde las plataformas de lanzamiento a 140 km/h, contabiliza el 10% de las visitas, cifra que podría ser mucho más elevada ya que esta propuesta está restringida al segundo fin de semana de cada mes.

Otra de las sinergias que el Aula Municipal de Astronomía de Yebes ha sido capaz de generar en estos últimos años y que ha cosechado una respuesta multitudinaria del público han sido las observaciones nocturnas. Desde que se pusieron en marcha en el verano de 2016, más de 3.000 personas han tenido la oportunidad de descubrir los objetos más representativos de la bóveda celeste con ayuda de los telescopios. En esta temporada, unas 1.400 personas han asistido a las cinco observaciones que se han podido celebrar, lo que equivale al 17,2% del total. Debido a las adversas condiciones meteorológicas, AstroYebes se vio obligado a suspender las citas de marzo, abril y mayo. “Una convocatoria que goza de multitud de adeptos e incondicionales y, sobre todo, de la aceptación de decenas de familias”, aprecia Cócera. Otra de las actividades que ha mejorado la cifra de participantes ha sido las visitas de los sábados y domingos, que están reservadas al público en general, particulares y grupos familiares y de amigos, que reunieron al 8,7% del total.

En esta temporada 2017-2018, el público aficionado a la astronomía y conocimiento del universo habrá echado de menos la celebración de Expoastronómica, la única feria de España dedicada en exclusiva a la divulgación de la ciencia astronómica y que tradicionalmente se venía celebrando en septiembre en el polideportivo de Valdeluz. Esa quinta edición llegará el fin de semana del 8, 9 y 10 de marzo de 2019 y traerá importantes novedades en cuanto a expositores, conferenciantes y actividades paralelas para el gran público y, sobre todo, los más jóvenes. “Estamos confeccionando un ambicioso programa de actos con el que queremos colmar las expectativas de los cientos de fieles que tiene esta cita ferial y dar un salto cualitativo”, explica el alcalde de Yebes. No obstante, ese aplazamiento no ha restado reconocimiento a este municipio en los círculos de la ciencia y la astronomía, pues a finales de febrero Yebes acogió la asamblea general ordinaria de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España. Precisamente, AstroYebes también tendrá presencia este fin de semana en Cuenca con motivo de la celebración de XXIII Congreso Estatal de Astronomía.

Desde que en el otoño de 2012 abrió sus puertas el Aula Municipal de Astronomía de Yebes, 34.620 personas han disfrutado en estas seis temporadas de las actividades que se organizan. Las reservas para participar en el programa educativo, la Escuela de Cohetes y las visitas de fin de semana se pueden gestionar desde la página web www.astroyebes.com o a través del teléfono 949 290 100. En cuanto a las observaciones astronómicas, que se realizan una vez al mes entre febrero y agosto desde el bosque de Valdenazar, en las proximidades del campo de golf de Valdeluz, son gratuitas y basta con acudir al punto de encuentro en los horarios indicados para cada cita.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s