Día Internacional de las Personas con Discapadidad

Días remarcables
 Registro Cerrado
 
0
Fecha: Martes, 03 de Diciembre de 2019 00:00

El Día Internacional de las Personas con Discapadidad fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la resolución 47/3. El objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Guía de buenas prácticas

Sugerencias generales

PREGUNTE ANTES DE AYUDAR.

No dé por sentado que una persona necesita ayuda sólo porque tenga una discapacidad. Si el entorno es accesible, las personas con discapacidades se suelen manejar sin dificultad. Los adultos con discapacidades desean ser tratados como personas independientes. Ofrezca su ayuda sólo si la persona parece necesitarla. Y si acepta su ayuda, pregunte cómo ayudar antes de actuar.

PREGUNTAR SI NECESITA AYUDA. AYUDAR SEGÚN SUS INDICACIONES.

SEA CAUTO CON EL CONTACTO FÍSICO.

Algunas personas con discapacidades dependen de sus brazos para mantener el equilibrio. Tomarlas del brazo—incluso si su intención es ayudar— podría hacerles perder el equilibrio. Evite dar palmadas a las personas en la cabeza o tocar su silla de ruedas, escúter o bastón. Las personas con discapacidades consideran que estos elementos son parte de su espacio personal.

PIENSE ANTES DE HABLAR.

Siempre diríjase directamente a la persona con una discapacidad, no a su acompañante, ni a su ayudante o intérprete de lenguaje de señas. Mantener una breve conversación con una persona que tiene una discapacidad es estupendo; simplemente háblele como lo haría con cualquier otra persona. Respete su privacidad. Si le pregunta acerca de la discapacidad, la persona puede sentir que la reduce a esa condición en vez de tratarla como a un ser humano. (Sin embargo, muchas personas con discapacidades se sienten cómodas con la curiosidad natural de los niños y no les molesta si un niño les formula preguntas). 

DIRIGIRSE A LA PERSONA CON DISCAPACIDAD.HABLARLE COMO LO HARIA S CON CUALQUIER PERSONA. RESPETA SU PRIVACIDAD. NO LES TRATES COMO SI FUERAN NIÑOS PORQUE NO LO SON, SOLO TIENEN UNA DISCAPACIDAD

NO DÉ NADA POR SENTADO.

Las personas con discapacidades saben mejor que nadie lo que pueden o no hacer. No decida por ellas acerca de su participación en cualquier actividad. Según la situación, se podría incurrir en una violación de la ley ADA si se excluye a personas simplemente por una presunción acerca de sus limitaciones.

NO DECIDIR POR ELLOS

RESPONDA CON GENTILEZA A LAS SOLICITUDES.

Cuando las personas con una discapacidad le piden un lugar o una adaptación en su establecimiento, no se están quejando. Demuestran que se sienten lo suficientemente cómodas como para pedir lo que necesitan. Y si se les responde de manera positiva, es probable que vuelvan y comenten a sus amigos el buen servicio que recibieron.

SABEN LO QUE NECESITAN. SUS SUGERENCIAS DE ADAPTACIÓN SON BUENAS PARA TODOS

Sugerencias de terminología

PONGA LA PERSONA EN PRIMER LUGAR.

Diga “persona con una discapacidad” en vez de “discapacitado”. Diga “personas con discapacidades” en vez de “discapacitados”. Aun así, cada persona tiene sus preferencias. Si no está seguro acerca de qué palabras utilizar, pregunte. Evite utilizar términos anticuados como “minusválidos” o “lisiados”. Tenga en cuenta que a muchas personas con discapacidades les disgusta la jerga o el eufemismo de términos como “con impedimentos físicos” o “con capacidades diferentes”. Diga “persona en silla de ruedas,” en vez de “confinado a una silla de ruedas” o “limitado a una silla de ruedas”. La silla de ruedas es lo que permite a esa persona moverse y participar en la sociedad; es un elemento de liberación, no de confinamiento. Con cualquier discapacidad, evite las expresiones negativas que disminuyen a las personas como “víctima” o “persona que padece”. Diga “persona con SIDA” en vez de “víctima del SIDA” o “persona que padece SIDA”.

PONER SIEMPRE DELANTE A LA PERSONA Y NO A LA DISCAPACIDAD: PERSONA CON DISCAPACIDAD

NO SON VICTIMAS Y NO PADECEN: TIENEN UNA DISCAPACIDAD

LAS SILLAS DE RUEDAS LES PERMITE MOVERSE

LAS PERSONAS CON DISCAPACIDADES

Son seres humanos con familias, trabajos, pasatiempos, preferencias, problemas y alegrías. Si bien la discapacidad es parte integral de su identidad, de por sí no basta para definirlas. No las convierta en héroes, heroínas o víctimas por su discapacidad.

SOMOS SERES HUMANOS. NO SOMOS HÉROES NI VÍCTIMAS POR TENER UNA DISCAPACIDAD.

Fuente: Publicado por United Spinal Association. Reglas de etiqueta frente a una persona con discapacidad / Judy Cohen.

 

 

Todas las fechas


  • Martes, 03 de Diciembre de 2019 00:00

Powered by iCagenda